14145–14160 di 72802 risultati

La guerra de Hart

En la «La Guerra de Hart», John Katzenbach aúna hábilmente las directrices de una epopeya bélica y las de una novela de corte legal para recrear con gran verismo la vida en un campo de prisioneros en la Alemania nazi. La novela cuenta cómo William McNamara, un laureado coronel, es apresado por los alemanes y recluido en un campo de prisioneros durante la Segunda Guerra Mundial. McNamara consigue mantener viva la moral de su tropa, pese a ser permanentemente vigilado, y espera, además, una oportunidad para atacar al enemigo. Precisamente, un asesinato le dará la ocasión de poner en marcha su arriesgado plan, con la ayuda del joven teniente Tommy Hart.

La guerra civil española

**Considerada una obra maestra que arroja luz sobre una de las guerras más confusas del siglo XX.**
De una forma brillante y con detalles conmovedores, Hugh Thomas analiza este devastador conflicto en el que las esperanzas, los sueños y las creencias de este siglo estallaron en el campo de batalla. La Guerra Civil refleja, como si de un microcosmos se tratara, las tensiones que llevaron a Europa a la Guerra Mundial: de la puesta en juego de las maquinaciones de Franco y Hitler, a la tragedia de Guernica y la caída de aquellos que creían en la democracia.
**Crítica:**
«Un narrador supremo, dotado de una capacidad sobresaliente para la descripción.»
John Elliott

Guardianes del tiempo

«El tiempo no es rígido; el hombre tiene libre albedrío. Si usted fracasa, la Historia cambiará», afirma un personaje de este libro. Pocos escritores han sabido sacar más provecho del viaje en el tiempo que Poul Anderson. Escritor versátil y dotado de sólidos fundamentos científicos y reconocido amor a la historia, el norteamericano de origen escandinavo urdió una serie de historias cuyo nexo es una policía temporal encargada de velar por la Historia, con mayúscula. Buena parte de estas historias están protagonizadas por Manse Everard, un ingeniero mecánico reclutado en Nueva York y adiestrado en la Academia situada en el oeste americano y en el período Oligoceno. Tras una fugaz visita a Inglaterra, 1894, desbarata una perturbación para hacer frente a un suceso similar, pero más intimo y cercano. En «Valiente para ser rey» ayuda al esposo de Cynthia, una compañera, que se perdió en Irán, en el 542 a. C., sólo para llevarse una sorpresa en la corte del rey persa de Anshan, Kurush (aquel a quien el futuro llamaría Kaikhosru y Ciro) y descubrirá con sorpresa un futuro modificado por la hecatombe de Roma ante la pujante Cartago en «Delenda est…», mientras otro investigador, Sandoval se sorprende al hallar una expedición enviada a América por Kublai Khan mientras investiga migraciones athabaskas en «El único juego entre los hombres». Pocas veces la historia fue tan divertida.

El Gran Miedo

La historiografía sobre el gran terror de los años treinta en la Unión Soviética se ha dividido entre quienes han responsabilizado principalmente a Stalin y quienes han buscado líneas de continuidad respecto de una actuación típica del ejercicio del poder en Rusia y/o han hecho recaer las culpas sobre la sociedad en general y la cúpula bolchevique en particular. El profesor James Harris, discípulo directo de autores comprometidos con la segunda interpretación como Arch Getty o Sheila Fitzpatrick, se sitúa en la corriente de responsabilidad compartida. Dentro de ella, sin embargo, da un paso más allá y a través de documentación original otorga un nuevo sentido a la expresión ‘el gran miedo’, convirtiéndolo en un concepto bidireccional. Es decir, a la de nición clásica como eufemismo de la gran purga incorpora el terror real que la cúpula bolchevique tenía —a veces fundadamente, a veces sin base alguna— a ser derrocados, saboteados y/o asesinados.

(source: Bol.com)

Gran Hotel Babylon

Un multimillonario estadounidense, junto a su caprichosa pero muy sagaz hija, Nella, recalan en Londres, en el mejor hotel de la ciudad y por extensión del mundo civilizado, el Gran Hotel Babylon. Por un capricho azaroso, se convierten en los dueños del hotel y comienza la aventura de sus vidas, gracias a un director que se jubila anticipadamente, a un personal de servicio variopinto y algo deshonesto, a un príncipe empobrecido de la realeza que desaparece misteriosamente y al que han de ir a buscar, además de un cadáver, que también desaparece misteriosamente; porque en esta novela, todo es muy sospechoso e intrigante. Pero como en los buenos dramas con sabor añejo, al final, todo acaba bien, y las cosas retornan a su lugar, como si fuese lo más natural del mundo. Detrás de tanta intriga se esconde una comedia entretenida, llena de tópicos y típicos personajes que hacen las delicias de los lectores, aún hoy, más de un siglo después de su publicación.

Gente, años, vida

El nombre Iliá Ehrenburg se relaciona, en primer lugar, con el intelectual que colaboró sin reservas con el régimen soviético, y, en segundo lugar, con su amigo Vasili Grossman, con el que escribió, en colaboración con terceros, el terrible «El libro negro». Novelista criticado en su país, en 1932 aceptó ser corresponsal del «Izvestia» en París, convirtiéndose en un relevante periodista oficial que describía a Stalin como «un capitán que permanece junto al timón… con el viento de costado, mirando la oscuridad profunda de la noche… con un enorme peso sobre sus hombros». Sus memorias, escritas al final de su vida y que hoy presentamos por primera vez íntegras al lector español, son un documento de primer orden para conocer aspectos fundamentales de la convulsa historia del siglo XX. Aunque incómodas para el régimen soviético (hasta 1990 no fueron editadas enteras y sin censura), no dejan de ser los recuerdos de alguien que, en su relación con los más relevantes intelectuales europeos, intentó atraerlos a la propaganda del comunismo. Y, a su vez, fueron también, como recuerda Nadiezhda Mandelstam, «el único de sus libros que desempeñó un papel positivo en su país», porque —afirma— abrió los ojos a una minoritaria «intelligentsia».

Las ganas

Benito vive desganado, aunque se muere de ganas: anda destrozado porque lleva tres años sin sexo. Por eso colecciona llaveros, sufre lo indecible cuando ve a una mujer bonita en el metro y bebe demasiado chinchón. Sólo se lo ha contado a su hermana, aunque todo el mundo, también en el trabajo, nota su abstinencia y su angus tia. Benito es químico y emprendedor (es decir: empresario pobre). Ha inventado una sustancia milagrosa que regenera la madera, pero lleva meses esperando el cierre del acuerdo con la compañía de Bristol que podría comercializarla. Su problema íntimo y su incógnita laboral sólo podrían tener una salida: María, una chica que trabaja en una tesis sobre la madera policromada. Benito no se atreve a quedar con ella, pero se echa colonia para mandarle correos electrónicos y guarda una carpeta de «No enviados» donde le escribe cosas como: «Te quiero porque quiero parecerme a ti». Le da miedo decírselo, pero le sobran ganas de hacerlo.

El Gallardo Español

El gallardo español fue escrita en la última etapa de la vida de Cervantes y se inspira en un episodio de su vida: en 1581 fue enviado a Orán en misión de espionaje y el hecho resulta peculiar si se tiene en cuenta que apenas un año antes había recuperado su libertad tras permanecer cinco años apresado en Argel. El gallardo español relata las proezas de un soldado español llamado don Fernando de Saavedra, que abadona a los suyos y combate junto a los moros bajo una identidad falsa. Pese a las peticiones de su amada, Fernando permanece en el ejército enemigo y llega hasta la puertas de la ciudad asediada…

Galileo. El método científico

GALILEO GALILEI ocupó su vasto genio en tres empresas fundamentales. La primera y tal vez más conocida fue la observación astronómica, de la que resultaron descripciones asombrosas de las fases de Venus, los satélites de Júpiter, el relieve lunar o las manchas solares. La segunda fue el estudio de los cuerpos en movimiento, que le condujo a cuestionar la física aristotélica que había dominado el pensamiento occidental durante más de dos milenios. Pero lo que dejó tras de sí una huella más profunda fue la defensa —aun a riesgo de morir en la hoguera— de una forma nueva de explicar el mundo, anclada en la evidencia empírica y el rigor matemático: el método científico.

La furia de Maigret

«La furia de Maigret» es una novela policíaca de Georges Simenon publicada en 1963. Forma parte de la serie de Maigret. Fue escrita entre el 13 y el 19 de junio de 1962 en Noland, Echandens (cantón de Vaud), en Suiza. La novela fue objeto de una prepublicación del 28 de junio al 22 de julio de 1963 (a saber, 21 episodios) en el periódico «Le Figaro». Antonio Farano, gerente del «París-Strip», denuncia a Maigret la desaparición de su cuñado Emile Boulay, dueño de varios cabarets de Montmartre. Poco después, éste es encontrado estrangulado. Según la autopsia, la muerte ocurrió al menos dos días antes. Boulay estaba al frente de tres de los cabarets y llevaba una vida familiar, sencilla y tranquila. Maigret se entera de que la víspera del día en el que Boulay había sido convocado a la sede de la policía judicial por uno de sus inspectores, había retirado 500.000 francos de su banco, un hecho totalmente en contra de sus costumbres de hombre austero; luego, la tarde de su desaparición, había llamado varias veces por teléfono sin obtener repuesta. Poco después acudió a una cita donde encontró la muerte. ¿Con quién había quedado? Poco a poco Maigret reconstruye los hechos y descubre que se sospecha que Boulay está implicado en la muerte de un chantajista. Y cuando se da cuenta de que se cita su nombre en una sórdida estafa, como si fuera un policía corrupto, su cólera estalla…

Fúcar XXI

Un teatro a punto de cerrar decide poner en cartel una obra que llame la atención del público. Por eso deciden poner en escena una obra tan mala que logre que la gente no quiera perderse la oportunidad de ponerla de vuelta y media, —pagando la entrada, claro—.

La fiesta de Baco

La narración que da título a este volumen se centra en la llegada de un terrestre a la misteriosa Ciudad de la Palabra, donde se da culto a un Dios jánico, cuya doble presencia, divina y dionisíaca, responde a manifestaciones diversas de una misma esencia. A partir de este planteamiento, los extraños habitantes de la ciudad dionisíaca viven una moral no represiva, basada en la idea de que cualquier forma de espontaneidad erótica es moralmente positiva. Las restantes historias: La fiesta de Baco (The Feast of St. Dionysus, 1973); Viajes (Trips, 1974); La Casa de las Mentes Dobles (In the House of Double Minds, 1974) y He aquí el camino (This Is the Road, 1973), se plantean a partir de una interacción entre diversos planos de lo real, con la posibilidad de vivir al mismo tiempo experiencias contradictorias en distintas escalas de tiempo. Robert Silverberg, presidente de la Sociedad Americana de Escritores de Ciencia-Ficción, nos ofrece en este volumen un conjunto de narraciones dominadas por sus preocupaciones básicas: la posibilidad de mundos paralelos y la relatividad de las nociones éticas fundamentales.

La fanática

Es creencia popular que existe un Cielo y también un Infierno. Y dentro de esta creencia es bien sabido que todos preferimos el Cielo. Así pues, no es de extrañar que cuando se constituye La Secta y ofrece el Cielo a todos los que pertenezcan a ella miles de personas se apresuren a afiliarse. ¿Cómo rechazar la clarísima oportunidad de acabar nuestra existencia en el Cielo? Sin embargo, claro está, algunas cosas no pueden aceptarse salvo que intervenga una gran dosis de fanatismo, bien organizado y dirigido por La Luz, el misterioso jefe de La Secta y gran manipulador de tantísimos inocentes y crédulos fanáticos. Todo el asunto es tan retorcido que habría ocasionado un terrible caos de no intervenir «La fanática»…

La euforia perpetua

Desde hace más de veinte años, el filósofo francés Pascal Bruckner disecciona lúcidamente en sus ensayos —que alterna con novelas— los mitos y obsesiones de la sociedad contemporánea. Así, tras la novela Los ladrones de belleza, una extraordinaria fábula donde recrea irónicamente los tópicos en torno a la belleza y el deseo —y que le valió el Premio Renaudot en 1997—, presenta ahora su más reciente y sin duda polémico ensayo, que se mantiene desde hace varios meses entre los primeros en las listas de libros más vendidas de su país. La euforia perpetua rastrea la extraña transformación que ha sufrido la idea de felicidad. Si en la antigua Grecia la «eudaimonia» lerda que ver ante todo con el trabajado dominio de uno mismo y la superación de las pasiones, y para el cristianismo fue siempre un asunto del más allá, Bruckner se pregunta cómo semejante concepción ha podido degenerar en la trivialidad contemporánea que nos presenta, pongamos por caso, la publicidad o ese budismo difuso de tan buena fama. En efecto, desde la Revolución francesa en adelante, y mis aún desde el Mayo del 68, se ha difundido una suerte de compulsión casi enfermiza por la felicidad a cualquier precio, hasta el punto de que empieza a surgir una nueva clase de marginación: la de los que sufren, Bruckner repasa la reciente historia cultural europea, y desmenuza los lugares comunes del hombre moderno. Contra el «deber» de ser Feliz, he aquí una apología de la vieja idea de la «dicha» de saber vivir.

La estrella del diablo

Es un verano excepcionalmente caluroso en Oslo. El cuerpo de una joven aparece en el suelo de su apartamento, en medio de un charco de sangre. Tiene amputado un dedo de la mano izquierda, y bajo un párpado le han colocado un pequeño diamante rojo con la forma de una estrella de cinco puntas: el emblema del diablo. Cinco días después, un hombre denuncia la desaparición de su esposa. Otro dedo cercenado aparece en escena: lleva un anillo con un diamante rojo engarzado, tallado como una estrella de cinco puntas. A los cinco días aparece el tercer cadáver… y se repite el ritual. Harry Hole es un policía poco convencional. El alcohol y una situación personal muy complicada le han hecho tocar fondo. Los demonios reales y los imaginarios se mezclan en la mente Hole, que se tiene que enfrentar a un criminal sanguinario y a un enemigo implacable dentro del departamento.

Eso no está en mi libro de ciencias

Este libro explica en un lenguaje divulgativo y cercano muchas de las maravillas tecnológicas realmente extrañas que nos rodean y cuya existencia y funcionamiento, sin embargo, damos por sentado. También se explican leyes de la naturaleza que sirven como base para nuestra vida en la tierra. Pero junto a estas descripciones claras, concisas y divertidas de los descubrimientos importantes que forman la base de nuestro conocimiento científico —mecánica Newtoniana, la teoría de Einstein sobre la relatividad, la teoría de la evolución…—, uno de los grandes aciertos de este libro es el de relatar las historias científicas de esos mismos hallazgos con todos los ingredientes que han quedado ocultos entre las grandes páginas de la ciencia. ¿Por qué importa el descubrimiento de la tabla periódica de elementos? ¿Y cómo se llegó al desarrollo de drogas milagro tales como la aspirina y la penicilina? ¿Qué hubo detrás de la invención de la televisión? ¿Quién estuvo detrás de las predicciones de terremotos o de la génesis del Internet? Y así, con numerosos fenómenos científicos no tan conocidos pero quizás de igual o mayor aplicación en nuestra vida diaria. Un libro fundamental para los que quieren acercarse a la Ciencia y para aquellos que ya la aman.