Visualizzazione di 82357-82368 di 90860 risultati

Memorias de un yakuza

Un día de invierno un anciano imponente entra en la consulta del doctor Saga. Al desnudarse deja al descubierto el gran dragón tatuado que cubre su espalda. Está enfermo, y su enfermedad ya no tiene cura. Lo sabe, y solo quiere alguna inyección cuando le duela. El doctor acepta, con el deseo de llegar a escuchar el relato que guarda el interesante personaje. Al cabo de un mes, el doctor se acerca a casa del anciano, y el hombre empieza a desvelarle su historia. La vida de Eiji Ijichi se torció cuando tenia quince años. Apartado de su familia, fue adentrándose en los bajos fondos japoneses, ingresó en una de la familias de la Yakuza que controlaban los garitos de juego, fue a prisión. Es una historia insólita, un testimonio sin par del Japón de la primera mitad de siglo XX.

Memorias de un amigo imaginario

Max solo tiene 8 años y no es como los demás niños. Él vive para adentro y cuanto menos le molesten, mucho mejor. No le gustan los cambios, las sorpresas, los ruidos, que lo toquen y que le hagan hablar por hablar. Si alguien le preguntara cuándo es más feliz, seguro que diría que jugando con sus legos planeando batallas entre ejércitos enemigos. Max no tiene amigos, porque nadie lo entiende y todos, hasta los profesores y sus propios padres, quieren que sea de otra manera. Solo me tiene a mí, que soy su amigo desde hace cinco años. Ahora sé que Max corre peligro y solo yo lo puedo ayudar. El problema es que Max es el único que puede verme y oír. Tengo mucho miedo por él, pero sobre todo por mí. Los padres de Max dicen que soy un «amigo imaginario». Espero que a estas alturas tengas claro que no soy imaginario.

La memoria del árbol

«¿Puedo ponerme contento?». Sin saber por qué, Jan intuye que no es tan buena noticia que ahora sean cinco en casa. Los abuelos Joan y Caterina han dejado Vilaverd y se han instalado con ellos en su piso del barrio de Sant Antoni, en Barcelona. Y este cambio alterará el día a día en casa, donde las palabras y los silencios adquirirán nuevos matices. Pero Jan y Joan tienen su mundo, lleno de paseos, árboles y letras con más significado de lo que parece. Mientras los adultos hacen lo posible para que todo vaya como siempre, Jan se fija en los detalles de su alrededor y los va uniendo para entender qué pasa. Las conversaciones entre abuelo y nieto, con preguntas sin respuesta y respuestas sin pregunta, construyen un mosaico de escenas por donde avanza la relación entre los dos, cuyo hilo conductor será la historia de un sauce llorón. La memoria del árbol es una novela que logra colocar al lector en la piel de un niño, y que habla de la transmisión de los recuerdos, de cómo se fabrican y cómo pueden perderse. Un libro memorable que supone también la confirmación del talento como narradora de Tina Vallès.

Melodía inmortal

Cuando nuestro amor por la música se vuelve casi una obsesión, la pregunta es muy sencilla. ¿Qué precio estás dispuesto a pagar por ella? ¿A qué serías capaz de renunciar? ¿Y si con ello perdieras a la persona que más quieres? ¿Volvería a amar tu corazón? ¿Nos dará la vida una nueva oportunidad? ¿O estaremos condenados eternamente a no escuchar más que el silencio?

Medida para la muerte

El quinto caso del inspector Charlton es dramático y su técnica emocionante. La trama recorre el bucle. Ya conoces el terrible climax de la historia. Irresistible te atrae. Sabes que la muerte llegó al «Lavertine Little Theater» la noche anterior al escenario de «Mesure for Mesure» cuidadosamente ensayado. El Prólogo te da el descubrimiento del cuerpo apuñalado en la taquella por una espada de atrezo, pero no ves la cara. ¿Quien es el asesino? ¿Y quien, entre las bellas actrices amateur que has conocido tan bien, ha sido elegida para el papel del cadaver?

Me enamoré de un robot

Las ciudades de Marte, bajo las gigantescas y herméticas cúpulas transparentes, no se diferenciaban en nada de las ciudades de la Tierra. El periodista Bud Crockett acababa de desplazarse hasta Betta-XII utilizando su moderno, cómodo y veloz aparato de forma esférica, el típico vehículo espacial que más se utilizaba en el planeta para desplazarse de una ciudad a otra, con el objetivo de visitar al profesor Pantelic. Tras pulsar el timbre no le recibió la huraña y desagradable cuarentona que cuidaba de la casa sino una bellísima muchacha de apenas veintidós o veintitrés años de edad, cabello largo y dorado, ojos grandes, luminosos y suavemente azules, nariz pequeña y graciosa y boca preciosa. No tenía ni idea de quién podía ser aquella maravillosa muchacha, pero, fuera quien fuera, él ya estaba enamorado de ella.

Me casé con él

Cuando dos almas de fuerte temperamento como son Beatriz y Pablo son obligadas a casarse, cualquier cosa puede pasar. En su aldea los matrimonios son así, concertados y sin tener en cuenta si se conocen menos aún si se aman, pero Beatriz si ama a Pablo. Una dura vida en el campo, con sus costumbres y tradiciones, marcará el destino de su matrimonio.

Maullidos en la noche

Preparó el tazón. Puso la leche y luego tomó con repugnancia la botella de la sangre. La agitó y vertió el líquido rojo oscuro con algunos grumos, no cuajado del todo, ya que Circe debía de verter algo dentro de la botella para que la sangre no se coagulara. Mezcló la sangre con la leche, sintiendo náuseas y luego jaló del cajoncito que había debajo de las rejas del tonel. Puso la taza en su interior y regresó el cajón a su posición normal. La gata Nataly aulló lastimera. Salió del fondo, acercándose al tazón. Se inclinó sobre la bebida y metió la lengua en ella. —Aunque ella me lo jure, yo no creo que sea Nataly —masculló Antoine. Entonces, la gata levantó la cabeza y se lo quedó mirando fijamente, a través de las rejas. Estaban a muy corta distancia el rostro del hombre y el de la bestia silvestre allí enjaulada. Y Antoine Rolage comenzó a sentir que sus manos sudaban copiosamente, mientras de los ojos de la gata resbalaban unas lágrimas, sin dejar de mirarle. —¡Nataly, Nataly, no, Dios mío, no!

Materia oscura

Cualquier decisión se ramifica en un nuevo mundo. Jason Dessen vive en Chicago, donde ha renunciado a sus grandes aspiraciones científicas para dar clases y centrarse en su familia. Una noche, tras asistir a la celebración en honor de un antiguo compañero galardonado con un importante premio de astrofísica, Jason se dirige a casa… y nunca llega. Un hombre oculto tras una máscara de «geisha» lo conduce a punta de pistola a una central eléctrica abandonada, donde le inyecta algo. Cuando recobra la conciencia, unos desconocidos con trajes especiales lo reciben con las palabras «bienvenido de nuevo». Pero esta realidad no es la que conoce: su mujer no es la misma, su hijo no ha nacido y él ni siquiera es profesor. ¿Es este mundo un sueño? ¿O acaso lo era su vida anterior?

Mate ahora y pague después

Pete Vassos, el limpiabotas, visita regularmente la casa de piedra marrón. En esta ocasión ha abandonado más temprano las oficinas Mercer’s Bobbins, ya que Dennis Ashby, uno de sus clientes habituales, ha muerto al caer por una ventana. Después de un breve tiempo en que es considerado sospechoso, ya que Ashby intentaba seducir a su hija Elma, estenógrafa en la compañía, Pete es asesinado y Elma contrata a Wolfe para investigar.

Matar al padre

Amélie Nothomb nos sumerge en el universo de la magia a través de dos figuras: Norman Terence, un mago célebre, y Joe Whip, que se presenta en la puerta de su casa buscando un mentor y encontrará un padre adoptivo. Y, como dicta el mandato edípico del título, entre padre e hijo se establecerá una relación que oscila entre la fascinación y la rivalidad, no solamente por el oficio que uno practica y el otro desea aprender, sino también por la presencia de la seductora Christina, una malabarista. Pronto descubriremos que, de los dos, sólo uno es un verdadero mago. Pues, según la narradora belga, «tendemos a confundir al tramposo y al mago. Son dos universos conectados pero muy distintos. Los magos van a intentar, con generosidad, poner en duda la realidad para que podamos cuestionarla. El tramposo, en cambio, abusará de sus cualidades de mago hasta llegar a ser decididamente deshonesto». ¿No es también la literatura una forma de magia, y el escritor un generoso prestidigitador que mantiene lo real en suspenso mientras dura la fábula? Pero los magos siempre guardan algún que otro truco bajo su chistera, y la historia de Joe y Norman desvelará al lector un desenlace inesperado, sorprendente.

Mátalos suavemente

Jackie Cogan, sicario de la mafia de Nueva Inglaterra, es el encargado de «resolver» el atraco a una partida de póquer clandestina. Cogan, un profesional despiadado con la eficacia de un hombre de negocios y un sagaz sentido para percibir las debilidades ajenas, no se detendrá hasta localizar a los culpables y reparar el honor de quienes le han contratado.