7233–7248 di 74503 risultati

El Asno Rojo

Jean Cholet, joven periodista de la «Gaceta de Nantes», vive en casa de sus padres, una familia de pequeños empleados concienzudos y modestos. Una tarde, mientras asiste a su primer banquete oficial, se abandona a beber sin medida y provoca un escándalo y a continuación termina en un cabaret, «El Asno Rojo», en compañía de un tal Speelman, un personaje ventajista que lo impresiona. El ambiente de «El Asno Rojo» lo repulsa y lo atrae a la vez, aunque, a partir de esa tarde memorable, se habitúa a frecuentar ese mundo de artistas miserables entre los cuales reparó en una joven, Lulu, a la que hace pronto su dueña. Desde estas escapadas, Jean se emancipa del respeto afectuoso que le consagra a su padre y de la humillación diaria de su madre que adopta el papel de una eterna víctima lacrimosa. La audacia le sobreviene poco a poco con el alcohol y, para reafirmar este nuevo sentimiento de fuerza, acepta desviar unos documentos en interés de Speelman, que lo manipula mediante el orgullo. Luego, experimenta sólo su libertad y su cinismo, cerca de Lulu primero, luego con la Srita. Berthe, la secretaria gazmoña del periódico. Abandonando su trabajo, se encuentra forzado a recurrir a la mentira, luego al robo para tener dinero, y pronto decide librarse totalmente de esta mediocridad y se marcha a París al encuentro de su verdadero destino. Sin embargo su liberación se hace esperar. Presiente que es un acontecimiento exterior lo que debe de aportársela. Este suceso llega en efecto: la muerte inopinada del Sr. Cholet. Al día siguiente del entierro, Jean sabe por una confidencia del patrón de su padre que este último murió en circunstancias poco confesables y que se disimuló por el honor de la familia. Esta revelación pone en marcha la última crisis, violenta pero breve, de Jean Cholet que entonces volverá a servirse de su puesto como antes…

El asesino del barroco

En una noche lluviosa en Roma policías y carabinieri se encuentran con un brutal asesinato en una de tantas plazas, junto a la Fontana del Tritone descubren a un joven muerto imitando en una posición grotesca una estatua barroca. El comisario Carlo Marini inicia la investigación y en los siguientes días se suceden más asesinatos parecidos.Un asesino en serie anda suelto y empiezan a sospechar conexiones entre los asesinatos y el arte Barroco. Es aquí donde entra en juego Adriana Rizzo, profesora de Historia del Arte. Es ella quien entiende mejor el nexo entre el psicópata que anda suelto y las victimas que va dejando allí donde el Barroco ha perdurado hasta nuestros días. El asesino es el Ser imperfecto, una imparable máquina de matar que se ha ido trastornando con los años. Adriana Rizzo cree que el tema de la belleza y el arte son el motivo que lleva al asesino a cometer un crimen tras otro hasta que la prensa le pone nombre: El Asesino del Barroco.

El Asedio

Cádiz, 1811. España lucha por su independencia mientras América lo hace por la suya. En las calles de la ciudad más liberal de Europa se libran batallas de otra índole. Mujeres jóvenes aparecen desolladas a latigazos. En cada lugar, antes del hallazgo del cadáver, ha caído una bomba francesa. Eso traza sobre la ciudad un mapa superpuesto y siniestro: un complejo tablero de ajedrez donde la mano de un jugador oculto -un asesino despiadado, el azar, las curvas de artillería, la dirección de los vientos, el cálculo de probabilidades- mueve piezas que deciden el destino de los protagonistas: un policía corrupto y brutal, la heredera de una importante casa comercial gaditana, un capitán corsario de pocos escrúpulos, un taxidermista misántropo y espía, un enternecedor guerrillero de las salinas y un excéntrico artillero a quien las guerras importan menos que resolver el problema técnico del corto alcance de sus obuses.El asedio narra el pulso asombroso de un mundo que pudo ser y no fue. El fin de una época y unos personajes condenados por la Historia, sentenciados a un vida que, como la ciudad que los alberga -una Cádiz equívoca, enigmática, sólo en apariencia luminosa y blanca-, nunca volverá a ser la misma.

El Asedio

v2.0 Cádiz, 1811. España lucha por su independencia mientras América lo hace por la suya. En las calles de la ciudad más liberal de Europa se libran batallas de otra índole. Mujeres jóvenes aparecen desolladas a latigazos. En cada lugar, antes del hallazgo del cadáver, ha caído una bomba francesa. Eso traza sobre la ciudad un mapa superpuesto y siniestro: un complejo tablero de ajedrez donde la mano de un jugador oculto -un asesino despiadado, el azar, las curvas de artillería, la dirección de los vientos, el cálculo de probabilidades- mueve piezas que deciden el destino de los protagonistas: un policía corrupto y brutal, la heredera de una importante casa comercial gaditana, un capitán corsario de pocos escrúpulos, un taxidermista misántropo y espía, un enternecedor guerrillero de las salinas y un excéntrico artillero a quien las guerras importan menos que resolver el problema técnico del corto alcance de sus obuses.El asedio narra el pulso asombroso de un mundo que pudo ser y no fue. El fin de una época y unos personajes condenados por la Historia, sentenciados a un vida que, como la ciudad que los alberga -una Cádiz equívoca, enigmática, sólo en apariencia luminosa y blanca-, nunca volverá a ser la misma.

El Asedio

Simmons se atreve a revisar otro clásico indiscutible como la Ilíada de Homero en la nueva y espectacular serie formada por Ilión y Olimpo. En la principal trama de la novela, asistimos al desarrollo del asedio de Troya guiados de la mano del erudito Thomas Hockenberry. Una novela absorbente, fruto de la maestría de un escritor con múltiples registros y de inusitado talento.

El arte de perder peso

Las vacaciones de un grupo de turistas en la isla mediterránea de Djerba se ven alteradas por un crimen de trasfondo homosexual, que los obliga a prolongar su estancia mientras se desarrollan las pesquisas policiales. La búsqueda de una verdad tan simple como huidiza, presentada con un certero y original uso del salto temporal y los diferentes registros narrativos (relato en tercera persona, epistolario, diario íntimo, transcripción de interrogatorios, recetas de cocina, citas…), pone en juego la vida privada de los personajes bajo una luz imprevista: la bella Myriam, que lucha inútilmente contra su bulimia; David, un famoso fotógrafo neoyorquino incapaz de decir una sola verdad; el anciano médico Blasi, atormentado por el suicidio de su mujer y por una enigmática traición; dos ambiguos gemelos, hijos de la chismosa propietaria de una boutique, y, finalmente, el asesinado profesor Fabre, fascinado por los adolescentes. En esta atmósfera se revelan los sentimientos y los malentendidos que unen a los turistas, y aparecen en escena sus pudores, miedos y engaños. Entre tanto, el arte de perder peso, que obsesiona a Myriam, se va confirmando como metáfora de la vida en su flujo hacia la muerte, sin que los intentos, por parte de los personajes, de contener ese flujo por medio del amor, la amistad o la simple comunicación sirvan más que para constatar la insostenible fragilidad del ser humano. «Quizás, Buñuel habría querido escribir una narración como esta» (A. Bevilacqua, «Grazia»). «En esta científica e hiperrealista escritura del cuerpo, que se convierte en emblema moral, Fortunato logra una segura y lúcida madurez» (M. Onofri, «Diario»). «El arte de perder peso presenta la fisionomía de la novela negra, pero lo que interesa al autor es más bien consignar un retículo de destinos tangencialmente ligados. Fascinante» (B. Ventavoli, «La Stampa»). «Una novela insólita cuyo tono de base consiente hablar de buen literatura» (G. Bonura, «Il Giorno»).

El arte de la intrusión

«El arte de la intrusión» ha sido incluso más dificil de escribir que nuestro último libro. En lugar de utilizar nuestros talentos creativos combinados para desarrollar historias y anécdotas que ilustren los peligros de la ingeniería social y qué pueden hacer las empresas para mitigar los riesgos, Bill Simon y yo hemos trabajado principalmente sobre las entrevistas de ex hackers, phreakers y hackers convertidos a profesionales de la seguridad. Queríamos escribir un libro que fuera a un mismo tiempo una novela de misterio y un manual que abra los ojos a las empresas y les ayude a proteger su información confidencial y sus recursos informáticos. Creemos firmemente que sacando a la luz las metodologías y las técnicas más comunes que utilizan los hackers para penetrar en sistemas y redes, podemos ejercer influencia en todo el ámbito para abordar correctamente los riesgos y las amenazas que suponen estos adversarios audaces. Kevin Mitnick Resumen del contenido: Intrusión en los casinos por un millón de dólares – Cuando los terroristas entran por la puerta – Los hackers de la prisión de texas – Policías y ladrones – El Robin Hood hacker – La sabiduría y la locura de las auditorías de seguridad – Su banco es seguro, ¿no? – Su propiedad intelectual no está segura – En el continente – Ingenieros sociales: cómo trabajan y cómo detenerlos – Anécdotas breves.

El arca de agua

Una mañana lluviosa de 1871, cuando Martin Pemberton baja por Broadway rumbo a la redacción de su periódico, ve un ómnibus blanco tirado por caballos en el que viajan unos ancianos de negro riguroso. Cree reconocer entre ellos a su padre, muerto y sepultado dos años atrás. Transtornado por la visión y para convencerse de que no ha sido ni una alucinación ni un cuento de fantasmas, Martin parte en busca del elusivo coche municipal y sus fúnebres pasajeros. McIlvaine, el zumbón editor del «Telegram» y jefe de Martin, siente la atracción irresistible del misterio encerrado en el descubrimiento de su colaborador. Y la atracción se hace obsesiva cuando Martin desaparece. Pero lo que comienza como una pesquisa para encontrar el paradero del joven Pemberton, se revela como el descenso al centro del genio maligno de Nueva York. Una ciudad en negativo, donde las luces son sombras, la primavera es otoño, los padres suceden a los hijos, los niños pierden sus nombres; una ciudad entregada a las más arcaicas e impías transgresiones. El talento de Doctorow para iluminar la historia con la estructura del mito convierte este cuento gótico en el holograma moral de una modernidad que, por negar la muerte, ha renunciado a la vicia. Una obra maestra, una novela necesaria e impostergable.

El apartamento olvidado

Mark y Steph están haciendo todo lo posible para seguir adelante con sus vidas, después de que unos ladrones armados irrumpieron en su casa y les dieron una paliza. Completamente conmocionados tras este suceso traumático, deciden hacer un intercambio de casas en París con una pareja que conocen en una plataforma «online». Pero al llegar a París para disfrutar de una escapada de lujo, se encuentran con un apartamento completamente en ruinas. Cuando Steph intenta contactar con la pareja con la que han intercambiado el piso, los Petits, no obtiene respuesta. La tensión empieza a aflorar también entre ellos. Después de una serie de sucesos deciden volver a casa. Pasan los días, y Mark empieza a tener visiones inquietantes y el miedo empieza a apoderarse de él. Lo que comienza como una escapada perfecta, acaba convirtiéndose en la revelación de un oscuro secreto.

El año de Drácula

En 1885, el conde Drácula, tras pasar cuatrocientos años en su castillo de Transilvania, llegó a Londres decidido a propagar la peste del vampirismo en el corazón de la Inglaterra victoriana. El monstruo fue derrotado y destruido por el doctor Van Helsing y sus valerosos compañeros y el mundo quedó a salvo de mayores horrores. Pero ¿y si Van Helsing hubiese fracasado y el plan de conquista de Drácula hubiese sido un éxito? En 1888, la reina Victoria se casa por segunda vez; su consorte es Vlad Tepes, príncipe de Valaquia, conocido como el conde Drácula. Se inicia una nueva era medieval, en la que los enemigos de la corona son empalados frente al palacio de Buckingham. Un vampiro es primer ministro, y otro es virrey de la India. La población de vampiros de Londres ha aumentado de manera significativa, y aunque todavía hay quien se resiste a la raza de Drácula, la mayor parte de los súbditos británicos se están adaptando a la nueva situación. Pero en Whitechapel, un asesino conocido como Cuchillo de Plata se dedica a destripar vampiras, y sus crímenes amenazan el equilibrio del nuevo régimen.

El ángel oculto

Juan Galba se cree a salvo en su tranquilo empleo en un balneario. Hace ya una década que disolvió la sociedad criminal que formaba con su gran amigo, Pablo Echevarría, muerto en extrañas circunstancias. Pero un día se presenta en el balneario Claudia Artola, la viuda de éste. Lleva consigo unas cartas que obligarán a Juan a volver, muy a su pesar, a los manejos ilícitos. Por una lealtad no exenta de culpa, deberá proteger a Claudia de una implacable persecución y resolver un escabroso crimen. Pero lo que Juan no sospecha es que tras la sucesión de cadáveres y asesinos, se perfila una venganza perfectamente trabada. Noviembre sin violetas parece, en una primera aproximación, una apasionante y vertiginosa novela policíaca. Sólo que en este caso el enigma encuentra al detective y no al revés, como suele ser habitual en este género. Desde esa inversión de los cánones, nada es lo que parece y los personajes casi nunca muestran su verdadero rostro. La novela es, en fin, una reflexión sobre la absolución que quizá merezca toda acción humana y sobre la condena que pesa, por el contrario, sobre sus consecuencias.

El ángel negro

A veces, hechos sin aparente conexión, y que ocurren en lugares muy distantes, se vinculan de un modo misterioso y forman una red de la que es difícil escapar. En El ángel negro, el detective Charlie «Bird» Parker —protagonista ya de cinco novelas policiacas de John Connolly— se ve sumido en una de estas situaciones, un enrevesado caso en que la realidad y la fantasmagoría se funden de manera inextricable. Éstas son las piezas del rompecabezas: una prostituta llamada Alice desaparece en un sórdido barrio neoyorquino; una colección de misteriosas cajas de plata de origen medieval, dispersas por el mundo, guarda en cada ejemplar un fragmento de un extraño mapa; una subasta de objetos arcanos suscita una gran expectación en Boston; en Francia y la República Checa se profanan varias iglesias… El detective Charlie Parker debe enfrentarse, además, a un conflicto de lealtades. Por un lado, su amigo Louis, ex asesino a sueldo, necesita ayuda en la violenta búsqueda de su prima, la prostituta desaparecida en Nueva York; por otro lado, su mujer, Rachel, ya no resiste la tensión del peligro ni la continua amenaza que implica la convivencia con él. Y esta vez el peligro es mayor que nunca, porque Charlie se encara a seres dudosamente humanos, seres arraigados en un pasado remoto, la encarnación misma del mal: el ángel negro.

El amor sabe a chocolate

Raquel, Adela y Helia han vuelto, y a ellas las acompañan nuevos personajes y vidas. ¿Qué pasó con ellas dos años después de la última vez que las dejamos tomando un café en El confidente de Melissa? ¿Qué no consigue el chocolate? En un invierno muy frío, entre la rutina y los cambios, la esperanza y el desencanto, el chocolate es refugio y alivio; a veces dulce, otras amargo, pero siempre intenso, cálido y oscuro. Adela, una reputada psicóloga, trata de sobrevivir al peso del recuerdo de su madre y sus propias obsesiones. Raquel, soltera y desempleada, busca encauzar el rumbo de su vida, pero ha perdido la dirección. Helia regresa a casa después de pasar una temporada en Londres con su novio. Y a ellas las acompañan Chantal, Ana, Sebastián y Néstor. Y mientras, en El Hall de los Mundos, sus caminos se cruzarán, en ocasiones virando el rumbo y en otras sin ni siquiera rozarse. Una novela sobre los sueños, las decisiones y el amor.

El amor huele a café

El amor es como el buen café: ardiente, poderoso, puro, amargo y dulce. Para apreciarlo hay que acostumbrarse a él sorbo a sorbo y solo se disfruta plenamente después de descubrir hasta sus más pequeños matices. Una pequeña cafetería y una gitana de inquietantes ojos verdes escoltan las historias de una estudiante universitaria inadaptada, dos profesionales en la treintena obsesionadas por el éxito profesional y un jubilado torturado por la pérdida que aún tienen mucho por descubrir. Son historias cotidianas e íntimas sobre la búsqueda de una felicidad que se escapa entre la frustración, los sueños rotos y la rutina del día a día. El pasado puede doler, pero siempre se puede aprender de él.

El amor enfermo

¿El amor es una enfermedad, o la cura de todos los males? ¿Se puede volver a amar después de haber amado? Algunos hombres necesitan un nuevo amor para aprender a ver. Saravia lo necesita para aprender a oír. «No quiero estar más con usted», dijo Silvia por teléfono. Desde entonces Saravia ha comenzado a perder la capacidad de audición y la de relacionarse con otras mujeres. Y sin embargo todas parecen querer protegerlo: Celeste, la encargada de su edificio; Elba, la cajera del supermercado; Cristina, la secretaria del doctor Lépez. Con el corazón y el oído enfermos, Saravia emprenderá un accidentado camino para alejarse del dolor y la soledad. Descenderá a un infierno poblado de médicos y enfermeras, asistirá a una revelación inesperada e intentará regresar del lado oscuro del mundo para resolver un enigma: «¿Qué quieren las mujeres?». Nielsen dosifica perversión, erotismo, humor y ternura en un estilo descarnado que recuerda a McEwan, Irving, Puig y Suskind, para narrar la odisea de un hombre que opone a los axiomas de la ciencia, las mágicas virtudes de la poesía, la fitoterapia, la música y la cocina. Una novela romántica que marca un hito en la literatura argentina.