6241–6256 di 74503 risultati

Tío Jack

Grace Sanders es una joven abogada que lucha por los derechos civiles en Austin (Texas). Trabaja para una asociación que revisa los casos desesperados de penas de muerte y cadena perpetua. Su primer trabajo será demostrar la inocencia en un hombre en el turbulento asesinato y violación de dos miembros de una misma familia. Ivy, una niña de ocho años, es violada por un hombre que entra en su casa tras ver cómo un individuo asesina a su abuela Norma. La niña acusa a su tío Jack de lo ocurrido, pero la esposa de este, Elda, cree que su marido es inocente y no merece morir en la silla eléctrica.

Tinta roja

«El periodismo, como la prostitución, se aprende en la calle», sentencia Saúl Faúndez, editor de la sección policial de «El Clamor». Quien lo escucha es Alfonso Fernández, un joven periodista en práctica que deberá pasar su verano reporteando para conseguir su título. Aquí la ciudad muestra su cara más negra, de la que nadie quiere ser parte, pero de la que todos queremos saber. Asesinatos, accidentes, suicidios. Burdeles, cantinas, restaurantes de mala muerte. Todo unido por la infatigable prosa de Fuguet, quien ha logrado crear una de las novelas más visuales del último tiempo. «Todos los días muere alguien. Eso ya no es novedad. La idea es que ese fiambre parezca el primero. Pica la cebolla, pero pícala fina». Esa es la misión de «El Clamor»: contar historias. Y esta novela la cuenta.

Tinieblas

Todo empieza con el rapto de un niño. Los Indicios apuntan a quo los secuestradores se han dirigido a Fort Wyvern, la siniestra base abandonada donde se realizaron extraños experimentos genéticos. Christopher Snow, el joven cuya enfermedad le impide exponerse a la luz y que está al tanto de algunos de los misterios de la base, va a ella a rescatar al niño. Fort Wyvern está vacío; pero también está vivo: en sus entrañas habitan monos anormalmente inteligentes, se oyen ruidos que hacen suponer que alguien se oculta en ella, late una extraña vida en contacto con pasados indescifrables. La base es el dominio del terror. Un terror que comienza a extenderse por el pueblo cercano, entre cuyos ciudadanos se empiezan a producir inquietantes alteraciones psicológicas. Acompañado por su novia Sasha y por su amigo Bob, Christopher regresa la siguiente noche a la base. Y en ella descubren que hay algo mucho peor —y más irresponsable— que los experimentos genéticos, la obra demente de unos aprendices de brujo incapaces de controlar las fuerzas que han desatado… Continuación independiente de Nocturno. Tinieblas es una novela aterradora y fantástica, imposible de dejar.

Timidez y amor

A sus dieciocho años, llevaba en sus labios el fuego del primer beso, como recuerdo inolvidable de su peregrina idea de visitar un país con el exclusivo propósito de buscar marido. Alguien que era, ni más ni menos, el hombre que codiciarían todas las chicas del mundo& Un relato de amor y juventud, en un sugestivo y apasionante marco.

Tigana

Tigana es una tierra asediada y atrapada en la telaraña de una tiranía y su historia es la lucha por ser libre. Los hechos se inician en La Palma, una península dividida en dos pequeños estados rivales. Al resistir a una invasión, la provincia de Tigana derrota al ejército del rey hechicero Brandín y el hijo de éste muere en la batalla. Brandín, enfurecido, envía un ejército más poderoso para aplastar a Tigana y luego arroja un hechizo para borrar el nombre de la provincia de la memoria humana. Sólo aquéllos que habían nacido antes de la caída podrían recordar su nombre. Años después de la devastación de su tierra natal, un puñado de hombres y mujeres, que siguen a un líder cuya identidad es el mayor secreto guardado por ellos, se dispone a derrocar a sus conquistadores y a devolver al mundo el brillo perdido de un nombre borrado: Tigana.

Tierra brava

En un período que va desde la caída de la Monarquía hasta la actualidad, las cosas se cuentan como sucedieron; con todo su hondo y trascendente dramatismo; con su compleja concatenación de hechos; con la mezcla inevitable del bien y del mal en cada hombre y en cada bando. Por eso «Tierra brava» constituye, sobre todo, un alarde de sinceridad. Cada uno de los personajes de esta obra viene a ser la encarnación de cientos, de miles de españoles, unos vivos todavía y otros cuya sombra gravita aún sobre nuestros montes y nuestros campos; sobre las perdidas vaguadas de nuestra dura tierra y sobre las cunetas polvorientas de nuestros viejos caminos. Por eso esta novela es desgarrada y entrañable al mismo tiempo. Por eso es áspera y tierna, familiar y bárbara.

Tiempo prestado

Coco Barrington ha nacido en el seno de una célebre familia de Hollywood: su madre es una exitosa escritora viuda y hermosa que sale con un hombre mucho más joven que ella y su hermana Jane es una de las productoras más importantes del star system. Coco, por su parte, dejó la carrera de derecho a medias y se mudó al norte de California para alejarse de todo. Ahora trabaja paseando perros y se ha convertido oficialmente en la oveja negra de la familia. Pero su vida da un giro cuando se traslada a la mansión de su hermana para cuidar de su perro y conoce a Leslie Baxter, el atractivo actor británico que es la estrella del momento. Cuando las fans y la prensa sensacionalista comienzan a atosigarles aflora la inevitable cuestión: ¿podrá su relación sobrevivir al peso de la fama?

Teoría del cuerpo enamorado

En TEORÍA DEL CUERPO ENAMORADO Onfray ha pretendido liberar al eros de las múltiples trabas a las que el cristianismo y la sociedad normalizada lo tienen sometido. En la estela trágica de Bataille, siguiendo los estudios históricos de Foucault, Onfray penetra en la piel de la sexualidad humana: filosofía, ética y política quedan entremezcladas en esta obra materialista y libertina, que contrapone la tradición de pensadores y poetas como Diógenes, Horacio y Demócrito a autores cristianos como San Pablo o San Agustín.

Tengo los óvulos contados

La doctora Miranda Ortega es la ginecóloga que todas las mujeres merecerían tener. Es fuerte, lúcida, sensible y no le teme a nada. Mientras atiende en una clínica de reproducción asistida a muchas personas que no quieren renunciar a su sueño de ser padres, Olivia, su hija adolescente, vive todo lo contrario: un placentero despertar sexual muy alejado de la reproducción. La doctora Ortega es estrictamente honesta y su máxima en casa y en la consulta es decir siempre la verdad, aunque a veces duela… Pero su mundo de certezas se tambalea cuando conoce a Simón, un atractivo científico de éxito internacional conocido como La Mano de Dios, que se incorpora al equipo de la clínica. Sin apenas darse cuenta, Miranda se internará en un terreno en el que los sentimientos nublan a la razón… Con gran humanidad y necesario sentido del humor, éste es un libro que aborda un tema de gran actualidad, el de la reproducción asistida. Fruto de una larga investigación con especialistas médicos y de un profundo conocimiento de la materia, Raquel Sánchez Silva ha escrito esta fascinante historia mientras vivía su deseado y doble embarazo. En «Tengo los óvulos contados» la autora rompe todos los tabús sobre este tema, y es así como Miranda, una mujer fuerte y pasional que ha venido para quedarse en la memoria de los lectores, compartirá tanto la historia de sus pacientes como las de los profesionales que trabajan para que el sueño de ser padres se haga realidad. Una historia conmovedora, real y hermosa que llegará al corazón de los lectores y mucho más allá.

Teatro crítico universal. Tomo II

El Teatro crítico universal (teatro ha de entenderse con la acepción, hoy olvidada, de «panorama» o visión general de conjunto), fue publicado entre 1726 y 1739 en ocho tomos. Consta de 118 discursos que versan sobre los temas más diversos, pero todos se hallan presididos por el vigoroso afán patriótico de acabar con toda superstición y el empeño de Feijoo en divulgar toda suerte de novedades científicas para erradicar lo que él llamaba «errores comunes», lo que hizo con toda dureza y determinación, como Christian Thomasius en Alemania, o Thomas Browne en Inglaterra. El autor se donominaba a sí mismo «ciudadano libre de la república de las letras», si bien sometía todos sus juicios a la ortodoxia católica, y poseía una incurable curiosidad, a la par que un estilo muy llano y atractivo, libre de los juegos de ingenio y las oscuridades postbarrocas, que abominaba, si bien se le deslizan frecuentemente los galicismos. Se mantenía al tanto de todas las novedades europeas en ciencias experimentales y humanas y las divulgaba en sus ensayos, pero rara vez se propuso teorizar reformas concretas en línea con su implícito progresismo. En cuestión de estética fue singularmente moderno (véase por ejemplo su artículo «El nosequé») y adelanta posturas que defenderá el Romanticismo, pero critica sin piedad las supersticiones que contradicen la razón, la experiencia empírica y la observación rigurosa y documentada.

Te Odio

En el verano que tenía 16 años, Jade vivió un amor tan apasionado que, cuando descubrió que todo era mentira, se le rompió el corazón. Adam, a pesar de ser mucho más mayor que ella, fue sumamente cruel. Cuando, años después, por trágicas circunstancias, vuelven a verse, ella siente un odio tan feroz que no puede estar frente a él. Pero la vida, muchas veces, nos hace dar varios tragos de la medicina que menos nos gusta.
Adam sabe que se portó mal. Lleva años obsesionado por esa mujer, no consigue sacarla de su corazón, y está dispuesto a hacer lo que sea para tener una segunda oportunidad. No le importa los medios que tenga que utilizar, pero Jade será suya, como debería haber sido desde el principio.
Margotte Channing nos desgrana un amor apasionado, lleno de obstáculos en la Inglaterra del siglo XIX. Los dos protagonistas, Adam y Jade, luchan uno contra el otro, sin aceptar lo que no pueden negar, que su corazón ya ha elegido.

Sylvia

Un detective en momentos bajos recibe, por parte de un millonario, el encargo de indagar en el pasado de una joven y bella mujer con la que pretende casarse. Pero lo que al principio se presenta como un mero rutinario y bien pagado trabajo, se convierte, a medida que el detective profundiza en el pasado de la mujer, en una deriva fascinante, insólita, absorbente.

Sybil

«Así pues, concluyo la última página de una obra, cuya forma, aunque ligera y sin pretensiones, aspiraría a sugerir a sus lectores algunas consideraciones de carácter muy opuesto. Hace un año, tuve la intención de ofrecer al público algunos volúmenes que pretendían llamar su atención hacia el estado de nuestros partidos políticos; sus orígenes, su historia, su postura actual. En una época de deslealtad política, de pasiones egoístas y pensamientos mezquinos, quisiera inculcar a las nuevas generaciones que no se desesperen, sino que más bien busquen en una buena comprensión de la historia de su país y en las energías de la juventud heroica, que son los factores del bienestar nacional. La obra actual da un paso adelante en ese mismo empeño. El pensamiento de los ciudadanos debería ahora dejar a los partidos políticos y ocuparse del pueblo al cual han gobernado esos partidos durante dos siglos. La comprensión y el remedio de este gran problema dependen de las mismas acciones que el primero; solamente el pasado puede explicar el presente, y solamente la juventud puede forjar el futuro para remediarlo. La historia escrita de nuestro país ha sido un mero fantasma durante los últimos diez reinados. Se ha dado al origen y consecuencias de los asuntos públicos un carácter y un color que nada tiene que ver con su auténtica forma y matiz. En este extraordinario misterio todos los pensamientos y las cosas han adquirido un aspecto y un nombre contrario a su verdadera calidad y naturaleza. A la oligarquía se la ha llamado libertad; un sacerdocio exclusivo ha sido bautizado como Iglesia nacional; la soberanía ha dado título a algo que no ha tenido ninguna relevancia, mientras que el poder absoluto ha sido ejercido por aquellos que se declaran a sí mismos los servidores del pueblo. Debido a la interesada contienda entre ambos bandos se han borrado dos grandes protagonistas de la historia de Inglaterra: el monarca y la ciudadanía. Como el poder de la Corona ha disminuido, los privilegios del pueblo han desaparecido; a la larga el cetro se ha convertido en un espectáculo, y sus súbditos han degenerado para tornarse en siervos de nuevo». Benjamin Disraeli.

Susurros de medianoche

HAPPY AND INNOCENT, DAWN’S DAUGHTER CHRISTIE HAS GROWN UP IN THE SAFEST, MOST LOVING OF HOMES …
Yet Christie can’t help feeling as if a dark cloud hovers over Cutler’s Cove … a cloud whose origins lie in her family’s troubled history, and the many questions no one, not even Dawn, will answer. Only one person can always chase away her blues: Gavin, Daddy Jimmy’s young and handsome stepbrother.
Then, in one harsh night, Christie’s world is changed forever. She is shocked to discover her Uncle Philip’s unbrotherly love for her mother, but even worse is the way he now looks at Christie, his eyes bright with tortured passion. Fleeing to New York City, she finds her real father, a pathetic, helpless has-been. Desperate and heartbroken, she turns to Gavin, who travels with her to The Meadows, the plantation where Christie was born. In Gavin’s arms, in the first, tender moments of true love, Christie finds a refuge from her painful memories. But The Meadows is blighted by its own dark secrets — and all too soon Christie is torn from Gavin’s embrace. Now as black storms of evil gather around her, Christie must struggle to break the cruel bonds of the past … to defy the curse that has haunted Cutler’s Cove for generations …

Súplicas en la cripta

Las ratas con cabeza humana, si es que se le podía llamar humana, saltaron sobre ella, la derribaron. Se revolcó de un lado a otro tratando de escapar. Era tan intenso el dolor que sentía en todo su cuerpo que ni gritar podía, mientras profundas heridas se abrían en su carne. Se arrastraba, saltaba, rodaba… Los brazos no le obedecían, tampoco las piernas. No podía levantarse. Sentía cada vez menos fuerza, la vida se le escapaba bajo el ataque de aquellos ojos verde-amarillentos que la rodeaban por todas partes. Después, dejó de moverse, ya no podía. El dolor se mitigó y cada vez le costaba más mantener los ojos abiertos. Cerró los párpados despacio y siguió escuchando las voces lúgubres, lejanas, hasta que se sumergió en el reino de la muerte que recibió agradecida, como fin de aquella espantosa situación que acababa de vivir.