4929–4944 di 63547 risultati

El tambor de hojalata

*El tambor de hojalata* fue considerado de difícil lectura cuando se publicó en 1959. El tiempo le ha otorgado la facilidad de las obras maestras, la indiscutible afirmación de su propio genio, la talla enorme de su desmesurada inventiva, la clara penetración de su crítica cruel, casi masoquista (de alemán sobre Alemania). La historia de Óscar, el pequeño que no quería crecer, es uno de los símbolos literarios más entrañables de nuestro tiempo. *El tambor de hojalata* es, sin ninguna exageración, uno de los libros que el siglo XX dejará en la Historia de la Literatura. Nadie sabrá leer nuestro presente sin haberlo leído.
El día de su tercer cumpleaños es un fecha determinante en la vida de Oscar, el pequeño que no quería crecer. No sólo es el día en que toma la decisión de dejar crecer, sino que recibe su primer tambor de hojalata, objeto que habrá de convertirse en compañero inseparable para el resto de sus días.
La crítica mordaz, la ironía despiadada, el espectacular sentido del humor y la libertad creadora con que Günter Grass construye esta obra maestra convierten a El tambor de hojalata en uno de los títulos más destacados de la historia de la literatura.
Con prólogo de Mario Vargas Llosa, semblanza biográfica de Francisco J. Satué y una ojeada retrospectiva de Günter Grass.

El sol desnudo

Mientras la sociedad terrestre rechaza a los robots humanoides, los Mundos Exteriores, antiguas colonias de la Tierra, han basado su economía en el trabajo de los robots, desarrollando así una sociedad altamente tecnológica, mucho más que la terrestre, en la que los individuos no soportan la presencia de sus congéneres: todos los contactos sociales se producen por medio de proyecciones holográficas. Por eso, el detective Baley no sabe por dónde empezar cuando le envían a Solaria a resolver el primer asesinato que se produce en doscientos años, pues todo parece apuntar, paradójicamente, a que ha sido cometido por un robot.

El sexto hombre

Uno de los casos de espionaje más impactantes en Inglaterra durante la Guerra Fría fue el de «los cinco de Cambridge», un grupo de jóvenes reclutados como espías por la Unión Soviética cuando estudiaban en el Trinity College. Entre ellos estaban el célebre Kim Philby, Guy Burgess y el futuro historiador del arte y responsable de la pinacoteca de la reina Anthony Blunt. Pero ¿hubo un sexto miembro en ese círculo de espías? Sam Gaddis, académico con problemas económicos, recibe la petición de ayuda de una amiga periodista que cree que sí. Él ve en esta investigación la posibilidad de dar un giro positivo a su vida, pero cuando la periodista muere, aparentemente de un ataque al corazón, empieza a ser consciente de que pisa terreno resbaladizo. Porque aunque la Guerra Fría acabó hace ya décadas, quienes entonces movían los hilos siguen teniendo mucho poder y siguen siendo muy peligrosos… Uno de los mejores «thrillers» de espionaje escritos en los últimos años, que parte de una hipótesis fascinante —la posible existencia de un sexto miembro del «Círculo de Cambridge»— para crear una trama llena de giros inesperados.

El secreto del peregrino

Un libro, un secreto, y un largo camino para descifrarlo. En una noche de 1356, el escribano parisiense Nicolás Flamel tiene una visión: un ángel le muestra un extraño libro. Si logra hallarlo y descifrar su contenido, alcanzará la meta por la que muchos sabios han suspirado a lo largo de los siglos. Dos décadas después, en Castilla, un médico judío y estudioso de la cábala recibe una visita enigmática. Se llama Moisés Canches y vive en León, en el corazón del llamado camino francés, que lleva a los peregrinos hasta Compostela. Mientras, en Venecia, un rumor inquieta a las grandes familias: un alquimista ha conseguido transformar metales viles en oro. Los cimientos de la ciudad se tambalean, pues sus riquezas podrían perder valor de la noche a la mañana. Nace entonces una sociedad secreta cuyo objetivo último es borrar todo rastro del alquimista y su fuente de saber. El camino de Santiago, la ciudad del apóstol, es también el tablero de juego de una Europa asolada por la guerra y las intrigas. En su nueva novela, Peter Harris desvela la historia de un hombre que podría ser todos los hombres: asediado por la muerte, su salvación está en el conocimiento, en el viaje.

El retorno

Un abogado de éxito. Un niño de diez años enfermo, con un secreto que no puede guardar. El niño necesita ayuda: «Maté a un hombre con un hacha. Hace 15 años». Y dice que tiene pruebas. Pruebas que son cadáveres. ¿Cómo sabe dónde están enterrados? El abogado Robert Stern, siguiendo las indicaciones del niño, encontrará los cadáveres y se verá inmerso, sin quererlo, en una investigación policial. ¿Cómo podrá demostrar que él no tiene nada que ver con los crímenes? Además, un desconocido se pondrá en contacto con él, lo amenazará de muerte si acude a la policía y asegurará que tiene información sobre el paradero de su hijo, muerto diez años atrás… ¿Quién es ese hombre misterioso? ¿Por qué conoce detalles de su vida, por qué lo amenaza? ¿Qué vinculación tiene con los cadáveres?

El quimérico inquilino

«El quimérico inquilino» es la primera novela de Roland Topor, un relato sórdido e inquietante que Roman Polansky llevó al cine y protagonizó con bastante acierto. Es la historia de la progresiva autodestrucción psicológica y física de su protagonista al quedar atrapado en la espiral de la locura y sus terrores. Trelkovsky, un joven parisino correcto y discreto, alquila un apartamento que ha quedado libre en la calle Pyrénées. Poco a poco, las relaciones con los vecinos y su obsesión por la trágica desaparición de la antigua inquilina, le van sumergiendo en una pesadilla llena de extrañas visiones, una grotesca trampa que adquiere las precisas dimensiones de un agobiante apartamento. El final inesperado constituye una obra maestra del «tercer acto», un desenlace en el que el autor sugiere la terrible idea de la historia circular, del eterno retorno del tormento. Sobre «El quimérico inquilino», el prestigioso escritor y guionista John Collier dijo lo siguiente: «Una historia de terror realmente actual, tan estrechamente enrollada sobre sí misma, tan fría, sigilosa y mortal como una serpiente en la cama».

El pudor del pornógrafo

Recluido en un apartamento, un pornógrafo responde las cartas que hombres y mujeres, devorados por la pasión, le escriben. Él es, o debería ser, aquel que los guíe en un laberinto hecho de vértigo y lujuria. Para rescatarlos o darles un sentido. Es un oficio extenuante, de raíz kafkiana, que apenas le permite unas horas de sueño y lo consume emocionalmente. Sólo tiene un respiro: observar desde el balcón a su amada Úrsula, que en contados momentos del día aparece en un parque, siempre en el mismo lugar, siempre el mismo consuelo. Pero ella decide cambiar las reglas de la relación. Ya no más visual, sino epistolar. El pornógrafo por primera vez recibe y escribe cartas de amor. Un mensajero las lleva y las trae, con una urgencia creciente. La medida del tiempo pasa a ser leer a Úrsula y escribirle. En su torre de marfil del deseo, el pornógrafo descubre que su antigua vida se agota, y apenas llega a vislumbrar la que viene. Una felicidad tortuosa está al alcance de la mano, y sin embargo se evade. ¿Ansía el encuentro con la amada o sólo sus cartas? ¿Quién es ese mensajero, que se presenta con un antifaz y es tan íntimo de su dama? Mientras la incertidumbre lo paraliza, una nueva visión, la definitiva, se urde a sus espaldas. El pudor del pornógrafo es una soberbia novela sobre las paradojas y las obsesiones que puede disparar el amor. Es el relato de una relación fantasmal y de una pasión real. A treinta años de su publicación, y acompañado de un posfacio inédito escrito por el autor para esta edición, el primer libro de Alan Pauls es también un mapa en clave, y no siempre en clave, de la prosa y de los temas que su literatura ha expandido.

El primo Pons

Honoré de Balzac (Tours, 1799-París, 1850) fue periodista, editor y tipógrafo, entre otros oficios. A los treinta años comenzó su carrera literaria. Las deudas fueron una constante durante toda su vida; sus continuos problemas económicos, unidos a su insensatez y derroche, hicieron que Balzac se embarcara en numerosos proyectos y que tuviese que despacharlos en cuestión de días. En esta situación se encontraba Balzac cuando comenzó a escribir «El primo Pons» en 1846. La obra fue alargándose durante meses, con sucesivas revisiones que llegaron a triplicar la extensión original. A finales de diciembre de ese mismo año terminó el último de los grandes libros balzaquianos, que inevitablemente vemos como un testamento, con el que cierra sus puertas «La comedia humana» que inició en 1834. De «El primo Pons» dirá: «Mi obra está concluida. Es una de las más hermosas que he hecho». A pesar de la recepción cauta e incluso fría con que fue recibida por parte de la crítica la inmensa producción literaria de Balzac, ésta tuvo gran influencia en el desarrollo de la literatura realista, naturalista y posnaturalista. Autores como Proust, Zola, Flaubert, Dostoievski o Thomas Mann le profesaron una gran admiración, y en las últimas décadas, tras un período de relativo oscurecimiento, hemos asistido a un decidido renacer del interés por su obra.

El pozo y el péndulo

Según H. P. Lovecraft, la diferencia entre E. A. Poe y sus ilustres predecesores estriba en que éstos habían trabajado a oscuras, sin comprender la base psicológica del atractivo del terror. Poe comprende el mecanismo y la fisiología del miedo y de lo extraño, estudia la mente humana más que los usos de la ficción gótica, y trabaja con unos conocimientos analíticos de las verdaderas fuentes del terror, lo cual incrementa la fuerza de sus relatos y los libran de los absurdos inherentes al estremecimiento convencional y estereotipado. Así pues, Poe no sólo compuso obras maestras del género, sino que también teorizó sobre él, buscando siempre la emoción estética más intensa, que a su juicio se encontraba en la provocación del «horror». La selección del presente volumen se centra exclusivamente en las historias que persiguen deliberadamente provocar dicho «efecto»: es decir, la radicalización del placer literario de lo macabro.

El porqué de las cosas

En este libro, la capacidad de síntesis de Quim Monzó llega a su máxima pureza: sus relatos, aparentemente simples y esquemáticos, son una enérgica exhibición de maestría, y se complementan para formar un todo que nos muestra con implacable precisión la eterna incertidumbre humana. «El porqué de las cosas» ha sido uno de los mejores éxitos de crítica y de ventas de la literatura catalana de los últimos años. Un libro que confirma la calidad de un autor que la crítica internacional ha comparado con Kafka, Borges y Rabelais.

El poder del mito

«El mito es el sueño colectivo y el sueño el mito privado». ¿Contienen todas las culturas un fundamento único y universal? ¿Qué tienen en común el Quijote, John Lennon, el Buda, Ulises, el Papa, el rey Arturo y la Guerra de las Galaxias de George Lucas? «Sobreponiéndose a las más oscuras pasiones, el héroe simboliza nuestra habilidad para controlar al animal irracional que habita en nosotros». Así Joseph Campbell —autor de «El héroe de las mil caras» y «Las máscaras de Dios»— considera el mito como instrumento fundamental para interpretar la realidad, enriquecer la experiencia vital y comprender los oscuros y atemorizantes abismos de existencia, como semilla de todas las religiones que, en su diversidad, expresan distintas metáforas de un mismo prurito de explicar lo inexplicable. Entender el pasado y esclarecer el presente por medio de la mitología, y más concretamente de su expresión formal, los ritos, fue el desafío que Campbell persiguió con la verdadera pasión durante toda su vida. Este diálogo con el periodista Bill Moyers, que tuvo lugar un par de años antes de su muerte, sintetiza los principales postulados de su pensamiento y de su obra.

El Pensamiento de las Mil Caras

Solo queda Shimeh. El Padirajah ha sido asesinado y los infieles Fanim han huido. Una última marcha llevará la Guerra Santa a la Ciudad del Último Profeta. Pero han cambiado tantas cosas… Valiéndose de una percepción propia de los dioses y de despiadados engaños, Anasûrimbor Kellhus ha conquistado los corazones de todos, incluida la prostituta Esmenet, con la que ahora comparte su cama. Sólo el bárbaro Cnaiür y el hechicero Achamian siguen albergando dudas. Pero si Cnaiür se adentra cada vez más en la locura y la violencia, Achamian se siente llamado a entregar los secretos de la Gnosis. No solo debe proteger al hombre que le robó a su mujer, sino que debe enseñarle la hechicería más poderosa al mayor intelecto que haya existido jamás. Tras falsas sonrisas, los agentes del No Dios observan con malicia y temor. La hora de la verdad está cerca. Asesinos sin rostro golpean en la oscuridad de la noche. Caerán reyes y emperadores. Las Escuelas Hechiceras se desatarán. Y Anasûrimbor Kellhus se enfrentará al fin con su padre. Si Kellhus pudo cambiar toda una Guerra Santa en un año, ¿qué habrá hecho Moënghus en treinta? ¿Qué significa su Pensamiento de las Mil Caras?

El pecho

El profesor David Kepesh se despierta un día transformado en un pecho de mujer de setenta kilos. Lo que ocurre a continuación es una bizarra y extravagante alegoría kafkiana, en esta ocasión canalizada a través de una reflexión sobre la complejidad de nuestra sexualidad y la subjetividad con que normalmente es tratada.

El pasado nunca cierra los ojos

Como psiquiatra, Nadine está acostumbrada a ver en los ojos de los demás el miedo, la paranoia, incluso el crimen. Pero siempre ha evitado mirar en el rincón más oscuro de su propia memoria… hasta ahora. Para Nadine, se trata de un caso más como psiquiatra: una chica que ha tratado de suicidarse. Al parecer, la joven ha escapado de una secta que aún la tiene atada psicológicamente. Pero cuando escucha el nombre del líder de esa secta, Nadine recibe un tremendo impacto emocional: a su mente vuelven recuerdos de su infancia, de cómo su madre la arrastró a un lugar que parecía un paraíso pero que ocultaba un infierno. Un lugar que ahora vuelve a acosarla amenazando lo que más quiere en el mundo. Un electrizante «thriller» que trata sobre el poder, el crimen y los lazos, retorcidos e irrompibles, entre madre e hija.

El origen

La muerte se cierne sobre Gene y el resto de humanos –o hepers– que quedan: continuamente huyendo y sin apenas víveres, deben encontrar una forma de sobrevivir… y de evitar a los hambrientos cazadores que los persiguen en la oscuridad. Pero éstas no son las únicas preocupaciones de Gene: también le martirizan el recuerdo de la chica que dejó atrás en el Instituto de Hepers y sus crecientes sentimientos hacia Sissy, la chica humana que lo acompaña en la difícil misión de salvar sus vidas.

El ojo de la mente

En este libro excepcional —desafío a la inteligencia y la imaginación—, el ganador del Premio Pulitzer en 1980, Douglas R. Hofstadter, y el filósofo Daniel C. Dennett exploran el significado del Yo y de la conciencia de sí mismo, internándose en perspectivas que incluyen la literatura, la psicología, la filosofía, el psicoanálisis y muchos otros ámbitos. ¿Qué es la mente? ¿Quién soy yo? ¿La materia puede pensar? ¿Dónde está el alma? El ojo de la mente procura responder a éstas y a muchas otras preguntas acuciantes sobre la relación del hombre con su mundo, el universo, sus orígenes, y propone insólitos experimentos mentales, fantasías alarmantes, diálogos irónicos y deslumbrantes de ingenio: todos ellos proyectan la imaginación por caminos insospechados. Con materiales elegidos entre la narrativa de Jorge Luis Borges o la literatura de Stanislaw Lem, por ejemplo, o seleccionados entre las conjeturas científicas sobre las máquinas de pensar, la inteligencia artificial o la naturaleza del cerebro, Hofstadter y Dennett ofrecen un vértigo de imágenes del Yo y la mente: cada una de ellas con generalizaciones audaces, pero con aspectos rigurosamente científicos. Obra de arte, «texto» asombrosamente documentado, El ojo de la mente no puede sino seducir a una amplia gama de lectores: desde el más severo materialista hasta el creyente en espíritus y reencarnaciones.