4545–4560 di 72034 risultati

El reino de los infiernos

El periodista mundialmente famoso Homer de Vries recibe el siguiente comunicado: «Señor De Vries, una periodista mexicana que se llama Matilde Carvajal ha conseguido una pista de Radio Eternidad y si no espabila usted será ella la que conseguirá la noticia. Se lo avisa y notifica un amigo y admirador, que preferiría leer todo este asunto escrito por usted, que es el mejor. Un amigo». Naturalmente, inmediatamente se pone en marcha para conseguir la noticia. ¿Qué es lo que tiene Matilde Carvajal sobre Radio Eternidad? Los dos periodistas unen sus fuerzas en la investigación, para llegar a un desenlace escalofriante.

El Reino

Hace ya tiempo que Emmanuel Carrère ha acostumbrado a sus lectores a esperar de él lo inesperado, y en esta obra monumental, casi diríamos épica y sin duda radical, aborda nada menos que la fe y los orígenes del cristianismo. En sus páginas se entrecruzan dos tramas, dos tiempos: la propia vivencia del autor, que abraza la fe en un momento de crisis personal marcado por una compleja relación amorosa y el abuso del alcohol, y la historia de Pablo el Converso y de Lucas el Evangelista. Pablo que cae del caballo, tiene una iluminación mística y pasa de lapidador de cristianos a propagador de la nueva fe que transmuta todos los valores. Y Lucas que escribe la vida de Jesús y a partir del cual nos adentramos en los evangelios primigenios, tan diferentes al Apocalipsis de fuegos artificiales de Juan.
En estas dos historias entrecruzadas sobre la fe se suceden abundantes personajes, episodios y reflexiones: la serie televisiva sobre muertos que resucitan en la que participa Carrère como guionista, la canguro ex hippie y amiga de Philip K. Dick a la que contrata, los bolcheviques con los que compara a los primeros cristianos, webs porno, visiones eruditas sobre las fuentes originales del cristianismo, la desaparición –¿resurrección?– del cadáver de Jesús… Lo que a Carrère le interesa del cristianismo es su mensaje de transgresión de lo establecido y la desmesura de la fe. Y este libro provocador y deslumbrante es una indagación rabiosamente contemporánea sobre el cristianismo que nos habla de la perplejidad, el dogma, la duda, la redención y la construcción de una fe con mensajes rupturistas y extraños rituales.

El refugio de la memoria

Este libro autobiográfico es distinto a cualquier otro. Cada capítulo evoca un recuerdo a través del filtro de la prodigiosa mente de Judt. Durante sus últimos meses de vida, escribir estas pequeñas piezas le permitió en cierto modo escapar de su enfermedad degenerativa, una prisión que se iba estrechando, y éstas han pasado a ser el contrapunto personal de su obra maestra Postguerra. Amores, vivencias, imágenes y olores hace tiempo perdidos… todos compiten por la atención de Judt y lo llevan a inesperadas y lúcidas reflexiones sobre la historia, la política y la sociedad hasta formar un elegante arco de análisis. Todo tan simple y hermosamente dispuesto como una casita suiza —un reconfortante e inalterable refugio perdido en las montañas de la memoria—.

El puñal

«En esa foto personal e imaginaria, la dama blanca viste de negro y tiene las facciones duras y a la vez sensuales. Parece una asesina a sueldo, pero en realidad es una emperatriz provista de un puñal. Y resulta que ese puñal vengo a ser yo», dice Remil, el protagonista de esta novela que trata sobre la turbulenta pasión entre un hombre y una mujer. Y también sobre la verdadera trastienda del poder, la narcopolítica y el crimen, que los medios no se atreven a contar.

El pueblo

Según Michelet, el pueblo, dotado de un alma y un instinto inalienables, no puede ser abarcado por las estadísticas ni por los economistas ni suplantado por los políticos. Tampoco los escritores románticos, en su creencia en la efectividad de la fealdad moral en el arte, han conseguido dar cuenta del espíritu del pueblo francés al preferir las imágenes de la miseria, el amor errante, el robo, el presidio antes que la limpieza, la familia, el trabajo y el taller. Este papel está reservado al historiador, a alguien que, como Michelet, conoce —por haber trabajado en la imprenta de su familia— el espíritu de sacrificio, el heroísmo, la capacidad de acción, el sentido común y otras virtudes de los obreros y campesinos a las que considera atributos soberanos, superiores a cualquier otro adquirido por medio de la cultura. Ignorante de la fuerza de su instinto al igual que los bárbaros, los salvajes y los niños, el pueblo requiere un portavoz que lo explique. Para el apasionado historiador nacionalista de la Francia revolucionaria y moderna, la ciencia de la historia necesita alimentarse de la vida popular, pues el conocimiento abstracto resulta estéril. «Con la nacionalidad pasa lo mismo que con la geología —escribe Michelet—: el calor está abajo». Para Michelet, Francia es la representante de las libertades en el concierto de las naciones y es además un país «simpático» en comparación con Inglaterra o Alemania. Dedicado a su colega del Collège de France, Edgar Quinet, «El pueblo» (1846) se publicó antes que la «Historia de la Revolución francesa». —AURORA DÍEZ-CANEDO

El prisionero enmascarado

A la muerte de su esposo en duelo con François de Beaufort, Sylvie, duquesa de Fontsomme, jura no volver a ver nunca a éste y se retira a las propiedades de su familia a criar a su hija y al pequeño Philippe, el secreto de cuyo nacimiento guarda celosamente. Entre los amigos que la visitan está Nicolas Fouquet, que se ha convertido en superintendente de las Finanzas del reino.Es entonces cuando el joven rey Luis XIV, que no olvida, ordena a Sylvie que se incorpore a la corte en Saint-Jean-de-Luz: va a casarse con la infanta Marie-Thérése y ella debe formar parte de las damas de la nueva reina. Durante las fiestas de celebración de la boda tiene la oportunidad de sacar de una situación comprometida a un mosquetero enamorado pero pobre, y ello le vale la amistad de D`Artagnan.. .De nuevo en París, no puede evitar a Beaufort, que parece haber recuperado el favor real, y que también ha trabado amistad con el superintendente. La ayuda de ambos resultará inestimable al sobrevenir un peligro que amenaza la vida del pequeño Philippe. Para colmo, Fouquet cae en desgracia, y el vengativo ministro Colbert se dedica a perseguir a los amigos del vencido.El peso de los secretos de Estado se hace sentir de nuevo. ¿Guardará el último de ellos una esperanza de felicidad para Sylvie?

El príncipe del viento

Centrada en la figura del príncipe de Mongolia Naïdan-van y al entorno del embajador chino, en esta ocasión Putilin nos conduce a dos espacios históricos que mantienen inesperados vínculos: la Mongolia de 1913 a las puertas de una guerra de independencia contra las tropas invasoras chinas y el San Petersburgo de 1870, recreado con extraordinario colorido. La trama se abre con dos muertes en circunstancias similares: la del propio príncipe mongol y la de Kamenski, un escritor de novela popular que ha relatado con todo detalle el fin de Naïdan-van. Con sus métodos característicos, Putilin empieza a investigar a fondo los ambientes en que se mueven los implicados, que le llevarán a una trama en la que se entrelazan las sectas fanáticas, la magia, el mundo literario y la alta política.

El príncipe

De lectura ágil, atractiva, hipnótica, original y terriblemente actual, El Príncipe contiene todos los elementos que un lector exigente puede reclamarle a una gran novela. Es la historia del Hijo de Wari, el diablo, un líder nacido en el corazón de la montaña que conquista la voluntad de su pueblo con promesas incumplidas, y lo gobierna con la ilusión de una prosperidad inexistente. Cuando se «retira» junto con sus ministros-apóstoles, aguardando un momento más propicio para gozar de los frutos de la cosecha en el poder, el pueblo queda clamando por su segunda venida. Detrás de la escena, un consejero inmaterial, maquiavélico, ilumina los pasos del Mesías. Pero ¿dónde se oculta el Hijo de Wari?, ¿qué trama para su regreso?

El Primer Naufragio

La trepidante acción de El primer naufragio, entre la ejecución de Luis XVI y el triunfo del golpe de Estado jacobino, transcurre en menos de cuatro meses y medio plagados de motines urbanos, reveses militares y trifulcas parlamentarias. Su tesis se proyecta, sin embargo, sobre más de dos siglos de conflictos entre la democracia y los proyectos totalitarios que han pretendido o logrado destruirla. Es por tanto un libro de Historia -a la vez académico y periodístico- pero también una advertencia de plena actualidad sobre los riesgos que para la causa de la libertad entraña una dinámica política dictada desde la calle, cuando una minoría organizada trata de imponer su ley a una mayoría desvertebrada y acomodaticia.

El primer encuentro

El policía de Nueva York Alex Stanislaski estuvo a punto de arrestar a la sexy guionista de televisión Bess McNee por ejercer la prostitución, cuando en realidad estaba investigando para una serie. Entonces Bess decidió investigar el trabajo que hacía Alex, y a él empezó a resultarle cada vez más difícil mantenerla alejada de su trabajo y de su vida.

El primer día

Una preciosa historia de amor que habla del encuentro entre una arqueóloga que busca al primer hombre, y un astrólogo que busca la primera estrella. Un misterioso objeto que se encuentra en un volcán inactivo cambiará para siempre la vida de Adrian y Keira. Juntos se embarcan en una aventura extraordinaria, que les lleva desde las orillas del lago Turkana en el corazón de África a las montañas de China. Tratan de revelar los secretos ocultos del objeto y responder a la vieja pregunta: ¿cómo empezó la vida? La aventura de amar como nunca te la han contado.

El polvorín

Arsène Lupin, el famosísimo ladrón de guante blanco, ideado en 1907 por el novelista francés Maurice Leblanc (1864-1941), después de numerosísimas aventuras, e incluso después de la muerte de su creador, vuelve a deleitar a sus lectores gracias al arte de dos grandes maestros de la novela policíaca actual, Boileau y Narcejac, que le hacen revivir con el mismo brío y el mismo perfume galante y aventurero de años atrás. Arsène Lupin, en la agonía de la «belle époque», es un delicioso retorno a las mejores fuentes de la novela de misterio. París en 1912, el genial bailarín Nijinski maravilla al público francés, el apuesto archiduque de Servia parece ocultar un secreto muy grave, hay una enigmática y bella condesa que contrata a detectives privados, intervienen unos misteriosos húngaros, se produce un asesinato al que siguen secuestros y persecuciones… Y esto no es más que el principio, que da idea del frenético ritmo de aventuras, emociones y sorpresas de toda la novela. Mientras Europa parece estar al borde de una guerra, ocasionada por el estallido del llamado «polvorín» de los Balcanes, Arsène Lupin tiene que resolver un embrollado asunto en el que se mezclan la política y el amor, y que aparece envuelto en una melancólica evocación del fin de la «belle époque». Novela misteriosa y romántica, intrigante, teñida también de humor y de poesía, en la que dos grandes maestros del género policíaco, Boileau y Narcejac, rinden un emocionado homenaje a la memoria de Maurice Leblanc, el inolvidable creador de Arsène Lupin, en un verdadero alarde de talento y de sensibilidad.

El político y el científico

En los trabajos que componen El político y el científico, Max Weber reflexiona acerca de la contraposición entre el quehacer del investigador y el comportamiento del hombre de acción.