3713–3728 di 72034 risultati

Un viaje a la India

Ésta es la historia de Bloom, un Ulises contemporáneo que huye de su Lisboa natal después de cometer un terrible crimen. Su destino es la India, donde espera encontrar la sabiduría y reconciliarse consigo mismo. Pero antes de llegar, Bloom emprende también una odisea europea que lo lleva a Londres, París, Viena y Praga. El lector tiene la suerte de acompañar a Bloom en una serie de escalas impredecibles en su insaciable búsqueda. Un viaje a la India es una novela en verso ambiciosa y valiente, una epopeya de nuestro tiempo transgresora y provocadora, llena de melancolía, fantasía y humor.

Un verano tenebroso

En un pueblito perdido de Illinois, la antigua escuela de Elm Haven, está a punto de cerrar sus puertas. El edificio, al igual que muchos de sus profesores ya sienten el peso de los años y tras el verano un nuevo edificio esperará a los niños para que sigan estudiando. Sin embargo, antes de cerrar sus puertas definitivamente, la vieja escuela decide cobrarse la última víctima y un niño desaparece. Los pocos pobladores de Elm Haven se ven atormentados por la oscuridad y susurros misteriosos. El fantasma del niño desaparecido ronda sus pasillos y será un grupo de niños quienes saquen a la luz una verdad que los adultos preferirían ocultar.

Un verano infinito

Christopher Priest nació en Cheshire en 1943, y es hoy considerado como uno de los más interesantes escritores ingleses (sin distinción de géneros) de esta última década. En 1970 publicó su primer libro, Indoctrinario, al que siguieron Fuga para una isla (1972), Un mundo invertido (1974), La máquina del espacio (1976), A dream of Wessex (1977) y The Affirmation (1980), nominado para el Booker Prize como uno de los mejores libros del año. Un verano infinito reúne las novelas cortas y cuentos -alucinatorios, elegíacos, a veces terroríficos- publicados entre 1976 y 1979. La obra de Priest ha sido comparada con la de H. G. Wells, Thomas Hardy, A. E. Coppard y Walter de la Mare.

Un Triste Cipres: Sad Cypress

Todo empezó con un anónimo. Quien lo enviaba ya tenía planeado el primer crimen. Y previsto el segundo. E incluso el tercero, puesto que enviar a un inocente a la horca también es un crimen. La primera víctima, una anciana rica muere envenenada. La herencia parece ser el móvil del crimen. Pero también los celos pueden haber impulsado al homicida. En cualquiera de los dos casos, Elinor Carlisle constituye la culpable ideal. Sin embargo, para Hércules Poirot no está tan claro y decide proceder como abogado defensor, embarcándose en una investigación en la que todo el mundo miente.

Un trago antes de la guerra

Patrick Kenzie y Angela Gennaro reciben un encargo muy bien pagado, demasiado para un trabajo tan insignificante: encontrar a una limpiadora negra que se ha llevado «documentos importantes» de despachos oficiales del Estado de Massachusetts. El rastro de Jenna Angeline, sin embargo, se pierde entre bandas callejeras y la certeza de que no se trata de un simple robo. Pero en Boston perseguir la verdad es un mal negocio. Más aún si te persiguen, a la vez, políticos desesperados, policías corruptos, pandillas criminales y un pasado cruel. Así que Patrick y Angela no tendrán más remedio que aferrarse el uno al otro y protegerse las espaldas, porque en algunas calles de Boston la esperanza de sobrevivir caduca cada diez minutos.

Un refugio en Katmandú

Matthew jamás pensó que su exitosa carrera como jugador de béisbol se truncaría por decisión propia; que desaparecería de la faz de la tierra para embarcarse en una peligrosa aventura en el desconocido Nepal; que en la milenaria ciudad de Katmandú, entre tradiciones que ni entendería ni compartiría, encontraría el amor de su vida; que su plan inicial acabaría en desastre y se vería obligado a trazar un desesperado plan B, ni que con el paso del tiempo llegaría a creer que aquello no saldría bien. Sin embargo, siempre supo que llegaría hasta el final arriesgando su libertad, y hasta su vida, si era necesario, para conseguirlo. Pero en la vida, más aún en el país de un millón de dioses, todo ocurre en los momentos más inesperados y por las razones más insospechadas.

Un rastro de sirena

Un rastro de sirena es la cuarta entrega protagonizada por el detective canario Ricardo Blanco. En esta ocasión, el cadáver de una muchacha aparece descuartizado en la Playa de La Laja, en Las Palmas. Con un tatuaje y un collar como únicos elementos para desentrañar el crimen, Blanco debe adentrarse en el mundo de la prostitución y el tráfico de drogas vehiculado, principalmente, por la mafia rusa, que en pocos años se ha asentado en la isla de Gran Canaria.

Un problema de tres pipas

Sher Haynes, un actor obsesionado por la figura de Sherlock Holmes, intenta aplicar los métodos del Maestro para resolver una serie de crímenes. Pero la productora de T.V., sus colegas actores y la misma policía le darán muchos más problemas que el Asesino Karateka.
Una excelente novela de Julián Symons que recrea la época victoriana en el caótico Londres de nuestros días.

Un pringao total

Ser casi adolescente puede resultar muy fastidioso. Nadie lo sabe mejor que Greg Heffley, inmerso en el duro ambiente del instituto, donde los chicos bajitos que aún no han pegado el estirón tienen que compartir los pasillos con grandullones que ya se afeitan dos veces al día.

Un Planeta Llamado Traición

El hierro se ha convertido en el centro alrededor del que giran todos los pueblos del planeta Tración, pues es la única esperanza de poder escapar construyendo una nave espacial. El hilo conductor de la novela, Lanik Mueller, perteneciente a una familia que trafica con miembros humanos que pueden hacer regenerar a voluntad, emprende un viaje iniciático por todo el planeta que le llevará a conocer a todas las familias que lo habitan: los Nkumai, descendientes de un físico; los Schwart, de un geólogo; los Allison, de un teólogo… y a concebir un ambicioso plan para aunar esfuerzos y poner fin así a su cautiverio.

Un paso en falso

Brenda Slaughter no es una damisela en apuros. Myron Bolitar no es un guardaespaldas. Pero Myron ha aceptado proteger a la brillante, fuerte y hermosa estrella del baloncesto. Y está a punto de descubrir si es lo bastante hombre como para resolver el trágico acertijo de su vida. Veinte años antes, la madre de Brenda la abandonó. En el momento preciso en que Brenda está alcanzando la cima de la liga profesional de baloncesto femenino, también desaparecesu padre. Myron, un importante agente deportivo de Nueva York con una vida amorosa que hace aguas, tiene un interés profesional por Brenda. Luego uno personal. Pero entre ellos la diferencia no está sólo en sus antecedentes o el color de la piel. Entre ellos hay un abismo de corrupción y mentiras, un joven mafioso en alza, y un secreto por el que algunas personas están dispuestas a morir y otras están matando por proteger…

Un paso al frente

Imagina un mundo de castas en la que la casta minoritaria fuese la dominante. Esta casta controlaría la policía, la fiscalía, la justicia, la intervención, los auditores, los medios de comunicación y cualquier otro estamento relevante. Establecería un férreo control que impidiese que el resto de castas se manifestase en público, reprimiéndoles con dureza cuando infringiesen la ley del silencio e internándoles en cárceles o centros similares, después de juicios llevados a cabo por personas que jamás han leído un libro de derecho. Un lugar en el que los poderosos privan de libertad, acosan, o reprimen a quien desean, con total impunidad y con la connivencia de la justicia. La próxima vez que camines junto a un recinto militar recuerda que ese mundo se encuentra tras sus muros. «Un paso al frente» destapa las miserias del Ejército Español. El autor, militar en activo con participación en Afganistán y una experiencia de doce años, presenta una historia coral y de denuncia sobre la vida cotidiana de personajes de carne y hueso. «Un paso al frente» le da voz a los sin voz.

Un novio para mamá y otros relatos

Autor de una nutrida obra que gira en torno a sus experiencias como naturalista y zoólogo, Gerald Durrell es también asiduo escritor de relatos cortos igualmente impregnados de su inconfundible talante. En «Un novio para mamá y otros relatos», además del que da título al libro —un episodio inédito de los avatares de la familia Durrell en Corfú narrados en la «Trilogía de Corfú»—, se recoge la narración de divertidas peripecias desencadenadas en torno a una peculiar cerda —«Esmeralda»—, la descripción de una visita al «Deep-South» de los Estados Unidos —«Fred, o un toque del cálido sur»—, el relato de una travesía marítima sacudida súbitamente por la tragedia —«Jubilación»—, el proceso de aprendizaje humorístico de un circunspecto alemán —«Ludwig»—, una incursión en los dominios del terror psicológico —«El jurado»—, la inesperada cadena de acontecimientos que soluciona los problemas económicos de una institución benéfica —«Los vestidos de la señorita Booth-Wycherly»— y, finalmente, las azarosas andanzas del autor con un loro en exceso locuaz —«Un loro para el párroco».

Un mundo feliz

En este libro visionario escrito en 1932, Aldous Huxley imagina una sociedad que utilizaría la genética y el clonaje para el condicionamiento y el control de los individuos. En esta sociedad futurista, todos los niños son concebidos en probetas. Ellos son genéticamente condicionados para pertenecer a una de las 5 categorías de población. De la más inteligente a la más estupida: les Alpha (la elite), los Betas (los ejecutantes), los Gammas (los empleados subalternos), los Deltas y los Epsilones (destinados a trabajos arduos). “El mundo feliz” describe también lo que seria una dictadura perfecta que tendría la apariencia de una democracia, una cárcel sin muros en el cual los prisioneros no sonarían en evadirse. Un sistema de esclavitud donde, gracias al sistema de consumo y el entretenimiento, los esclavos “tendrían el amor de su servitud”.

Un lugar incierto

Diecisiete pares de zapatos con sus respectivos pies cercenados dentro y alineados mirando a un antiguo cementerio de Londres aparecen un día sin ninguna explicación. El comisario Adamsberg se halla en Londres, invitado por Scotland Yard, para asistir a un congreso de tres días. Comienza la investigación y la delegación francesa regresa al día siguiente a su país. Allí descubren un horrible crimen en un chalet en las afueras de París: un anciano periodista especializado en temas judiciales ha sido, a primera vista, triturado. El comisario, con la ayuda de Danglard, relacionará los dos casos, que le harán seguir una pista de vampiros y cazadores de vampiros que lo conducirá hasta un pequeño pueblo de Serbia…

Un lío de faldas en el infierno

Las calaveras ibas saliendo una a una. Venían envueltas en tierra, en lodo, en una rara suciedad que se había ido acumulando con los siglos. Unas estaban rotas, otras casi milagrosamente intactas, pero todas producían a la luz de los focos la misma indefinible sensación de horror.