23329–23344 di 72802 risultati

Un asesino en la feria

Como cada año, en barca, en carro y a pie, gentes de toda condición acudían a Shrewsbury. A la gran feria de San Pedro llegaban en alborozado tropel mercaderes de Flandes, de Alemania y aún de Francia. Sin embargo, aquel año se produjo un tumulto en el recinto ferial, y poco después apareció el cadáver de un famoso comerciante. Una vez más, fray Cadfael deberá esclarecer un luctuoso suceso. Y dispone de poco tiempo, porque la vida de una hermosa joven está en peligro.

El asesino ciego

Avilion, una mansión familiar convertida en símbolo de una época perdida. Un matrimonio movido por la codicia. Un amor clandestino y una pasión irrenunciable. El estallido de la guerra. Iris Chase, ya anciana, invoca el pasado con la distancia y el escepticismo de quien no tiene nada que perder. Su mirada lúcida e irónica se pasea por los salones poblados de sedas, gasas y plumas de avestruz. Contempla las huelgas, los cierres de fábricas y el idealismo de los jóvenes comunistas; los viajes en lujosos transatlánticos y los encuentros en sórdidas pensiones. Y al recordar, arranca máscaras, descubre la relación que la unía con su hermana Laura y los hechos que marcaron el destino de ésta, observa las consecuencias de sus actos de juventud y busca, sobre todo busca, justicia, desvelar la verdad y con ella encontrar el amor y el perdón.

Los asesinatos de Cartago

Bomilkar, el jefe de la guardia de Cartago, investiga una serie de asesinatos que parecen estar conectados. Tras ser enviado a Roma en misión diplomática, se le despoja de su cargo y se le declara traidor. Sin embargo, decidido a llegar al fondo del asunto, consigue volver a Cartago, donde descubre que los asesinatos están ligados a intereses políticos que afectan a los dos líderes del imperio cartaginés. A partir del superventas «Aníbal», Gisbert Haefs ha creado un incomparable telón de fondo de la antigua Cartago: moderna y multicultural, obsesionada con el poder y asesina. Ahora regresa allí una vez más y deja que Bomilkar, el Señor de los Guardias, investigue una red de intriga política.

Asesinato imperial

Roma está gobernada por el Emperador Constantino y su madre Helena. El Emperador intentará sacar provecho de la cada vez más influyente Iglesia Cristiana. Pero su poder se tambalea cuando tres prostitutas de La casa de Afrodita, prostíbulo que él frecuenta, aparecen asesinadas. Los tres cadáveres presentan cruces grabadas en la frente y en cada mejilla. Con el propósito de proteger el futuro de su hijo, Helena contrata los servicios de una espía, Claudia. Claudia es la sobrina del dueño de una taberna y comienza a trabajar como sirvienta en la casa del Emperador. Claudia intentará descubrir quién es el asesino, y al mismo tiempo encontrar al hombre que le cambió la vida a ella y a su hermano.

Asesinato en el laberinto

«Por la construcción de su trama y la vivacidad de su prosa, la considero verdaderamente una obra de máxima categoría, que coloca a J. J. Connington en la primera fila de los escritores de novela detectivesca».   
*T. S. ELIOT*

La finca de Whistlefield es famosa no solo por su belleza, sino también por el laberinto vegetal que diseñaron sus primeros propietarios. El recorrido, delimitado por altos setos que se entrecruzan en caminos sin salida o que regresan al punto de partida, conduce a dos centros distintos en los que un cómodo banco recompensa a quienes logran alcanzar la meta. Y es allí donde, en una calurosa tarde de verano, aparecen los cuerpos sin vida de Roger Shandon —el dueño de la heredad— y de Neville —su hermano gemelo y conocido abogado—, ambos asesinados con la misma arma: un dardo impregnado de curare. Dado que todos los miembros de la familia, los únicos capaces de orientarse en el laberinto, parecen tener una sólida coartada, serán necesarias una mirada aguda y una inquebrantable profesionalidad para averiguar quién ha cometido el extraño doble crimen. Cualidades que, inteligentemente disimuladas bajo una apariencia anodina, el jefe de policía Sir Clinton Driffield posee en extraordinaria medida.

El Asesinato de Pitágoras

El anciano filósofo Pitágoras es uno de los personajes con más poder político de su época. Está a punto de nombrar un sucesor entre sus grandes maestros cuando en su comunidad se inicia una serie de asesinatos. Cada muerte tiene lugar de un modo más desconcertante e imprevisible, reflejando tras ellas una mente oscura y poderosa que parece superar a la del mismísimo Pitágoras.
La enigmática Ariadna y el investigador egipcio Akenón tratarán de identificar al asesino a la vez que resuelven sus propios sentimientos. Un reto en el que los fantasmas del pasado se unen a las oscuras amenazas del presente. Un desafío del que resulta casi imposible salir con vida.
En esta novela, en la que gran parte de los hechos y los personajes son reales, el lector se adentrará en un misterio aparentemente irresoluble. A través de sus páginas descubrirá secretos inéditos y encontrará a los personajes más inquietantes que haya conocido jamás: el sibarita Glauco, el monstruoso Bóreas, el vengativo Cilón y, sobre todo, el misterioso desconocido que está utilizando sus capacidades prodigiosas para sembrar la muerte.
Marcos Chicot ha sido Finalista del Premio Planeta, así como del Premio Max Aub, el Juan Pablo Forner y el Ciudad de Badajoz. También ha ganado el Premio Rotary Internacional de Novela y el Premio Francisco Umbral. Para El Asesinato de Pitágoras, ha dedicado más de dos años a documentarse y escribir la que denomina “la mejor novela de su vida”.
La profunda labor de documentación se traduce en una atmósfera que proporciona la sensación de estar viajando por la antigua Grecia, Cartago e incluso Síbaris, la desaparecida ciudad de los refinados sibaritas. En estos escenarios el ritmo elevado de la acción atrapa al lector desde el prólogo; a partir de ahí, la intriga y la emoción se incrementan en cada página hasta llegar al intenso final.

El asesinato de Pitágoras

El anciano filósofo Pitágoras, uno de los personajes con más poder de su épocae, está a punto de elegir un sucesor entre los grandes maestros cuando en su comunidad se inicia una serie de asesinatos. Tras los crímenes se atisba una mente oscura y poderosa que parece superar al mismísimo Pitágoras. La enigmática Ariadna y el investigador egipcio Akenón tratarán de descubrir quién es el asesino a la vez que resuelven sus propios sentimientos. Un reto en el que los fantasmas del pasado se unen a las oscuras amenazas del presente.

La asamblea de los muertos

Entre bromas y pullas, cuatro parejas inician un viaje al norte de África en un minibús alquilado. A primera vista, parecen unos turistas con ganas de disfrutar a tope de sus vacaciones, pero en realidad los hombres forman parte de una banda de delincuentes madrileños de poca monta y se dirigen a Marrakech con un encargo muy concreto: desvalijar un banco durante la feria de orfebrería que se celebrará en la ciudad.

El cerebro de la operacion, un joyero francés conectado con la jet set internacional, les proporcionará un guía y un contacto sobre el terreno, y, una vez finalizada la tarea, una bolsa de nada menos que dos millones de euros. Sin embargo, pronto surgirán los primeros motivos de inquietud, y lo que debía ser un trabajo rápido y limpio deriva en una serie de acontecimientos imprevisibles que arrastran a los ufanos maleantes a una situacion que jamás habían imaginado.

De sorpresa en sorpresa, con un ritmo trepidante, unos diálogos descarnados y un afilado sentido del humor, Tomás Bárbulo conduce al lector hasta un asombroso final que otorga a la historia una dimension insospechada.

(source: Bol.com)

Asalto y defensa de Madrid: la intervención extranjera

«En la madrugada del 7 de noviembre, el general jefe de la Defensa, José Miaja, hace circular una lacónica orden general: “No hay más que una consigna común a todas las unidades y combatientes: resistir sin ceder un solo palmo de terreno”.
Las primeras emisiones de la España Nacional se dirigen unánimes a Madrid: “Madrileños, Madrid va a ser liberado”.
Aquella tradicional ciudad-camino, abierta, sumergidas en el caserío destartalado las murallas, capaz de sublevaciones y pronunciamientos, pero nunca hasta ahora de arriscadas resistencias, se disponía a montar la gran excepción de su historia.
Las columnas de África progresan del Carabanchel Alto al Bajo, pero tropiezan con una resistencia cada vez más endurecida; aquel callejero descabellado llega, a veces, hasta extraviarles. Aun así, la columna Barón conquista la plaza de toros de Vista Alegre y el Hospital Militar. Y desde Pozuelo, la agrupación de carros soviéticos al mando de Krivoshein y la Tercera Brigada Mixta lanzan un ataque de flanco».

Un as en la manga

Ahora los hechos tienen lugar en Atlanta en 1988. El terror acecha en los pasillos del centro de convenciones Omni. Allí conocemos a un fanático líder religioso, quien ha prometido aplastar los derechos de todos los jokers, y un as escondido ejerce un poder aterrador para determinar el resultado de la convención. Contra este telón de fondo lleno de pasión e intriga, aparece un grupo de ases y jokers que luchan por el control de la nación

La artillera

Tras el estallido del 2 de mayo en Madrid contra la invasión francesa, varias ciudades españolas declararon la guerra a Napoleón. Entre ellas estuvo Zaragoza, que sufrió dos asedios por parte de las tropas imperiales, los llamados Sitios de Zaragoza, cuyo bicentenario se cumplió en 2008. Ángeles de Irisarri recrea en esta novela el día a día de la guerra muros adentro de la ciudad a través de diez mujeres, unas reales, otras imaginarias, que representan a todas las clases sociales y que, al grito de “Vencer o morir”, fueron capaces de tomar las armas y hasta disparar cañones. Agustina de Aragón, conocida como la Artillera, junto a la condesa de Bureta, Manuela Sancho, Casta Álvarez, María Lostal, María Agustín y la madre Rafols sobrevivieron en una ciudad en la que el cronista Casamayor escribió que los atacantes “más parecían Nerones que franceses”, en la que el último muerto dejaba enseguida de ser último en una sucesión aterradora. Estas mujeres y otras, y otros muchos hombres, sin nada que llevarse a la boca y rodeados de muertos, pues la peste hizo acto de presencia en Zaragoza en lo más crudo del invierno y del combate, quedaron inscritas con letras de oro en la Historia de España por sus heroicos hechos en defensa de la libertad.

El arte de agradar

Esta es la historia del bello marqués de Létorière que pasa de la más absoluta miseria a la fortuna de ser uno de los favoritos del rey Luis XV, gracias a la ayuda de un misterioso admirador y a sus propias cualidades de belleza, ternura y delicadeza combinadas con una virilidad y fuerza hercúlea.

Arrau

Claudio Arrau es uno de los últimos vínculos vivos con la gran tradición musical del siglo pasado. Su maestro fue discípulo de Liszt. Durante más de medio siglo él ha sido uno de los más prestigiosos intérpretes de Chopin, Beethoven, Brahms y Schumann. Su larga carrera se inició en 1908 cuando tenía apenas cinco años de edad. El simboliza el prototipo romántico: el artista solitario, parte héroe y parte niño. Su reputación mundial arranca de la ejecución brillante y de la absoluta integridad con que él se entrega a la ejecución de su arte. Este libro, único en su género, es parte biografía, reminiscencias y testimonios, explora la singular carrera de Arrau y su maestría musical entrelazando diversas fuentes de información: de Arrau mismo, de sus colegas y del autor. Los elementos objetivos que han permitido construir el libro ponen de relieve su aspecto central, las convicciones personales y la experiencia del pianista. De este flujo de opiniones y hechos surge la estampa de un hombre para quien la vida y el arte son la misma cosa, no porque la música sea toda la vida de Arrau, sino porque su entrega a la música es absoluta. Este libro nos exhibe un retrato rico, de un artista complejo y superdotado. Joseph Horowitz es crítico de música del New York Times y director de programas de salas de conciertos de Nueva York y de Los Ángeles. Es también colaborador en temas musicales en variadas publicaciones en los Estados Unidos.

Arrabal (Ed. F. Cañameras)

El valor de «ARRABAL» estriba en el dibujo que Simenon hace del protagonista: De Ritter, un hombre extraño, huidizo de sí mismo que el lector no se atreve a llamar un perillán redomado. Sin embargo, embauca a todo el mundo, miente, es capaz de las más execrables acciones… «ARRABAL» es una obra repleta de pasión, de atmósfera asfixiante, llena de vibración y de congoja. Simenon no analiza a De Ritter; lo expone. Así pues, es el lector quien penetra en la torturada psicología del personaje. Es viéndolo actuar y producirse como se nos descubre su alma y penetramos en su vida cínica y cruel. Este cinismo del hombre nos impide compadecerle. Pero ¿acaso Simenon no lo lanza a la existencia novelística precisamente para que lo compadezcamos, o bien al contrario, para que nos horrorice y lleguemos a aborrecerle? La manera de llevar la acción de la novela, de «montarla», es otro acierto del gran escritor belga. Se desprende de todos los elementos accesoriales. Va directo, certero, al grano, al meollo del asunto. El mismo diálogo es cortante como una navaja, frío. Las palabras golpean y el amor, si es que éste existe entre las figuras que aparecen en «ARRABAL», se viste y reviste de las formas más desoladoras y crueles de este mundo. En ninguna novela acaso como en esta logra Simenon conmover al lector; zarandearle y hacerle seguir con insólito interés todos los avatares del protagonista, que vuelve a los escenarios de su infancia, no para redimirse y ser feliz, sino para hundirse en el más abyecto de los lodazales.

Arrabal

René Chevalier regresa con una amiga, Léa, a su ciudad natal, que dejó hace veinticinco años. La gente no lo reconoce. Vaga por las calles durante varios días y Lea no comprende las razones por las que quería venir a vivir a esta ciudad. Finalmente decide ir a ver a su madre, su tía y una joven, Martha, que siempre ha estado enamorada de él. Él se casa con ella, pero va todos los días a ver a Léa, cuyos modales fáciles un día provocan el drama inevitable…

El arquitecto del faraón

En los tiempos de la construcción de la gran pirámide de Saqqara, a cargo del sabio Imhotep, en el antiguo Egipto, tienen lugar una serie de siniestros crímenes que atemorizan al mismo faraón. La amenaza llega hasta el mismo palacio real. Ante los escasos resultados de las investigaciones, el faraón Djoser recurrirá al hábil beduino Mosher, que descubrirá una conspiración contra la corona. Bajo el trasfondo históricamente documentado de la construcción de la primera pirámide de piedra en la historia de Egipto, Bernard Simonay retoma a los protagonistas de La tumba del Nilo, Djoser y Tanis, ahora regentes del Doble País que se extiende a lo largo del Nilo. Les acompaña el médico y responsable de las obras de la mastaba, Imhotep, padre de Tanis, convertida ahora en la reina Nefertiti; el principal guardián de la pareja real, Semuré; el mercader Mentucheb; el fiel amigo de Imhotep, el gran mago Uadji; el fabricante de papiros Nebejet, y el joven beduino Moshem que, gracias a su don de interpretación de los sueños, tendrá un papel decisivo en el desenlace de la historia.