17025–17040 di 68366 risultati

No soy lo que piensas

No soy lo que piensas by Corín Tellado
Una joven caminaba sola en la oscuridad de la noche. En su camino se cruzaron Michael y Dan. Dan pensó que se trataba de una mujer de la noche. Al final se retiró y dejó a Michel con ella y, a pesar de no ser una de “esas mujeres”, no se separaron hasta que éste cogió su avión a España. A Dan le mataba no saber qué había pasado entre los dos. Él era quien tenía un don con las mujeres y rechazaba cualquier otro tipo de vida, incluida la vida en familia. Sin embargo, no pudo saberlo porque Michael cogió el avión antes de que pudieran hablar. Lo que éste no sabía era que volvería a juntarse con “la joven” de ojos pardos…

No son cuentos

Max Aub reunió en «No son cuentos» ocho muestras de la escritura realista por la que se decantó durante la guerra civil. No quiso, con ese título, dejar el menor atisbo de duda de que lo que él contaba no eran cuentos, no eran ese tipo de cuentos que nada tenían que ver con hechos reales, con la verdad… Los suyos eran cuentos basados en experiencias reales, y giran en torno a tres ejes narrativos: la guerra civil, los campos de concentración y el exilio. Tienen todos una base documental y una intención testimonial.

No sólo el fuego

**«Una muy conseguida combinación de ideas profundas, historia e intimismo. Una obra ya de madurez. Una prosa serena y atenta a su objetivo. Un aviso de que la vida es irrepetible.»**
**
**Juan Marín, *El País***
**
Una familia rota por la Guerra Civil. Una historia de exilio, amor y pérdida en Costa Rica, Panamá, El Salvador y México. Un matrimonio envenenado por la decepción, un niño alcanzado por un rayo y una mujer que corre hacia el infierno. Éstos son algunos de los hechos narrados en *No sólo el fuego,* un libro sobre la memoria, tan necesaria a la hora de luchar contra el olvido y tan terrible a la hora de avivar el rencor, la sed de venganza, el odio. Y también una metáfora sobre las consecuencias del fracaso y del engaño, sobre el peso insufrible de las esperanzas perdidas.
La familia, a la vez corriente y extraordinaria, que protagoniza esta obra reúne cuatro generaciones: Truman, un hijo de republicanos purgados por el franquismo; Samuel y Ruth, la pareja que viene de un pasado lleno de sueños y desemboca en un futuro sin salida; Marta, la joven enamorada de su verdugo, y Maceo, herido por una tormenta, obsesionado por el cielo y por los relatos que le cuenta Truman, llenos de viajes, secretos, tragedias. Todos ellos están cerca del límite en que cualquier cosa puede suceder, desde el perdón hasta el asesinato.
**
**
**La crítica ha dicho…**
**
**«Ni siquiera los más impetuosos profesionales de la sospecha o la envidia podrán saltarse la evidente calidad literaria de este libro implacable.»

Luis García Montero, *El País*

« *No sólo el fuego* mantiene las mejores cualidades del arte de narrar de Benjamín Prado: un estilo expeditivo y conciso; una afortunada mezcla de amenidad argumental y profundidad temática; la capacidad de construir un relato ágil que se puebla de ideas muy serias y, en suma, una nítida visión de la existencia apoyada en las convincentes peripecias de sus seres de ficción.»

Santos Sanz Villanueva, *El Cultural* de *El Mundo*

«En *No sólo el fuego,* Prado puede alardear de un preciso manejo del suspense y de un prodigioso dominio del tiempo narrativo. Su virtuosismo, su elevada cota de madurez, su originalidad y la imaginación desbocada de la que hace gala en esta novela le aseguran una proyección futura de largo alcance.»

Enrique Turpin, *La Voz de Asturias*
«Prado trabaja con un material tan altamente inflamable como los sentimientos, y en él lo dicho tiene una profundidad especial. […] Sus protagonistas habitan ese lugar donde los sueños están a punto de convertirse en pesadillas, que tan bien han conocido RaymondCarver o Richard Ford.»

Félix Romeo, *ABC*

No se lo digas a ella

Ernest Nesbitt es joven, audaz, enormemente atractivo y posee un inigualable historial de seductor. Aunque malgastó la herencia familiar, no hay mujer que se le resista ni negocio del que no salga triunfante. Pero ha encontrado la forma de no trabajar más. Cuando llega a Hastings para visitar a su amigo Frank, un honrado médico y padre de familia, le comunica sin rubor su plan: buscar una muchacha rica y casarse. Ernest no puede dar crédito de su suerte cuando su amigo le presenta a una de sus pacientes, Maud Brooks, quien parece estar hecha a la medida de su ambición. Es alegre, apasionada, heredera de una gran fortuna y está condenada a morir por una incurable enfermedad del corazón. Sin embargo, el deshumanizado Ernest no ha calculado los cambios que el suyo propio va a experimentar.

No robarás las botas de los muertos

Entre diciembre de 1864 y enero de 1865 ocurrió uno de los episodios más dolorosos de la historia uruguaya: el sitio de Paysandú. Allí se enfrentaron los seiscientos defensores liderados por Leandro Gómez, comandante de la plaza, y dieciséis mil hombres de tres ejércitos invasores, detrás se extendía un telón de intereses internacionales. La contienda terminó trágicamente para los sitiados, marcada por la inmensa desigualdad de fuerzas. Mario Delgado Aparaín introduce su propia ficción en esa Paysandú que va quedando en escombros, cubierta de cadáveres y saqueada por guerreros victoriosos.

No Robaras Las Botas de Los Muertos

El sitio y la destruccion de Paysandu fueron tal vez el mas aberrante prolegomeno a la Guerra del Paraguay. Entre fines de noviembre de 1864 y principios de enero de 1865, esa pequena y prospera ciudad uruguaya, sobre la costa del rio Uruguay, resistio y finalmente sucumbio al asedio de una triple fuerza integrada por colorados golpistas al mando de Venancio Flores, tropas argentinas enviadas por el presidente Mitre y una poderosa escuadra brasilena. A la reconstruccion literaria del episodio historico, la novela superpone un entramado ficticio donde el aventurero andaluz Martin Zamora, prisionero casual en la ciudad sitiada, escribe sus memorias -“para que aquellos que quisieran emigrar a esta tierra fueran informados”- con un estado de animo que ira cambiando desde la extraneza inicial al compromiso con una guerra de la que finalmente tambien habra de sentirse parte. A medida que nos muestra como Paysandu se convierte en escombros, como se cubre de cadaveres y es saqueada por los guerreros victoriosos, No robaras las botas de los muertos nos habla del valor y la cobardia, de la locura, el odio y la abnegacion. Y nos remite a los tacitos codigos y mandatos de la guerra, ineludibles para quienes voluntaria o involuntariamente se ven envueltos en ella.

No quisiera estar en sus zapatos

Dos relatos, «No quisiera estar en sus zapatos» y «Fue anoche», reunidos en este volumen, confirmaron a William Irish como precursor del suspense, ya que introdujo esta nueva vía en la novela negra, en la que exprime una atmósfera sobrecogedora, apresando fatalmente a sus personajes. El universo del escritor desata los miedos atávicos, no sólo de los protagonistas de sus obras, sino en las almas de los lectores. Nada es superfluo ni gratuito.

No pidas nada

Un periodista de investigacion viaja a Río de Janeiro para tratar de develar el pacto -aún vigente- entre militares argentinos y brasileños durante la dictadura.

‘Mientras más rápido mejor, penso. Seguía desnuda. Coloco el caño a unos centímetros de la nuca del general, que dormía entre ronquidos con la boca entreabierta.’

Hay muchas maneras de negar la realidad, y una de ellas es el suicidio. El Tano Gentili, periodista de investigacion, descubre que las muertes de varios militares acusados de participar en la represion durante la última dictadura están relacionadas y fueron inducidas, y viaja a Río de Janeiro en busca de dos represores que lograron escapar. En su intento por develar esta trama siniestra no duda en infiltrarse, junto con una colega, en una de las favelas más populosas y peligrosas de la ciudad. Narcotráfico, sesiones espiritistas, carnaval y escuadrones de la muerte se entrelazan en una historia violenta y alucinante.

En tanto, en Buenos Aires, el abogado Mariano Márquez recibe la visita de una diputada que le pide investigar al general Martín Belziuk, acusado de asesinar a sus padres. No hay pruebas suficientes para condenar al militar, pero esa es una frontera que Márquez está acostumbrado a cruzar.

Reynaldo Sietecase conjuga estas dos tramas paralelas para ofrecernos una poderosa novela que cruza realidad y ficcion. Un thriller que desborda el género policial para avanzar sobre el pasado reciente y más doloroso del Cono Sur, y que coloca un foco impiadoso sobrelas relaciones entre el poder, el periodismo y la justicia.

(source: Bol.com)

No pensé en mí

Un día Meli tuvo que hacer frente a un cambio en su vida nada fácil para ella. Sus padres murieron y, esta joven de familia acomodada se quedó en la calle por las traiciones del desalmado “administrador” de su padre, a quien jura venganza.
Frank, un “aviador rubio con unos ojos verdes como las aguas de un lago”, está enamorado de Meli desde el verano pasado y le propone que sea su esposa. Tras enterarse de que el aparentemente joven de bien, vive una vida desgraciada desde que su madre muriera y su “administrador” se casara con su madre, Meli acepta.
¿Demasiadas coincidencias?

No necesito verte

La vida de Fernando se limita a dos reglas básicas: ayudar a todo el que lo necesite ejerciendo su profesión y tener sexo sin compromiso. Helena, tras un accidente que le quitó su mayor pasión y un mal trago en el amor, ha decidido que los hombres solo pasan una vez por su cama. Una noche juntos, un encuentro inesperado, el empeño de Fernando por volver a ver a Helena y los sentimientos que ninguno de los dos se atreve a reconocer harán que entre ellos surja algo más que sexo. ¿Podrán dos almas libres ceder al amor? Descúbrelo en No necesito verte, una novela erótica con altas dosis de pasión, locura y humor.

No llores, pequeño

Ambientada en la Kenia colonial durante el periodo de la Rebelión del Mau Mau, «No llores, pequeño» retrata la desigualdad que sufren los desposeídos africanos y enfatiza las consecuencias de la lucha contra el dominio blanco. Dos hermanos, Njoroge y Kamau, sentados sobre un montón de basura, reflexionan sobre su futuro: Njoroge irá a la escuela, mientras que Kamau se formará como carpintero. Pero esto es Kenia y la realidad juega en contra de sus deseos: en los bosques, el Mau Mau libra una guerra contra el gobierno blanco, y ambos hermanos, junto con su familia deben decidir en quién depositar su lealtad. Para Kamau, un joven práctico, la elección es simple, pero para Njoroge es difícil renunciar al sueño de una vida mejor gracias a los estudios. Publicada originalmente en 1964, «No llores, pequeño» compone un emotivo relato sobre los terribles efectos del levantamiento del Mau Mau en las vidas de los hombres y las mujeres keniatas.

No llores, pequeño

No llores, pequeño by Ngugi wa Thiong’o
«Ngũgĩ wa Thiong’o es el Premio Nobel que el mundo necesita», The Washington Post Ambientada en la Kenia colonial durante el periodo de la Rebelión del Mau Mau, «No llores, pequeño» retrata la desigualdad que sufren los desposeídos africanos y enfatiza las consecuencias de la lucha contra el dominio blanco. Dos hermanos, Njoroge y Kamau, sentados sobre un montón de basura, reflexionan sobre su futuro: Njoroge irá a la escuela, mientras que Kamau se formará como carpintero. Pero esto es Kenia y la realidad juega en contra de sus deseos: en los bosques, el Mau Mau libra una guerra contra el gobierno blanco, y ambos hermanos, junto con su familia deben decidir en quién depositar su lealtad. Para Kamau, un joven práctico, la elección es simple, pero para Njoroge es difícil renunciar al sueño de una vida mejor gracias a los estudios. Publicada originalmente en 1964, «No llores, pequeño» compone un emotivo relato sobre los terribles efectos del levantamiento del Mau Mau en las vidas de los hombres y las mujeres keniatas.

No Fotografies Soldados Llorando

Damián es joven, aventurero y un excelente fotografo. Con solo veinticinco años se embarca en su primera mision como corresponsal de guerra junto al ejército español en Bosnia para plasmar la crudeza del conflicto. Lo acompañan su cámara y unas consignas muy claras: no correr riesgos innecesarios, no alejarse de las tropas y, la más rotunda, no fotografiar soldados llorando.

Pero Damián hace caso omiso de esta última y se verá de pronto envuelto en una oscura intriga en el seno del ejército, cuando el soldado al que ha fotografiado llorando muere a manos de uno de los suyos.

Con la pluma directa y brillante de Sierra i Fabra, acompañaremos a este personaje en su lucha por romper la ley del silencio y demostrar que, en la guerra, no todo vale.

(source: Bol.com)

No fotografies soldados llorando

No fotografies soldados llorando by Jordi Sierra i Fabra
Damián es joven, aventurero y un excelente fotógrafo. Con solo veinticinco años se embarca en su primera misión como corresponsal de guerra junto al ejército español en Bosnia para plasmar la crudeza del conflicto. Lo acompañan su cámara y unas consignas muy claras: no correr riesgos innecesarios, no alejarse de las tropas y, la más rotunda, no fotografiar soldados llorando.
Pero Damián hace caso omiso de esta última y se verá de pronto envuelto en una oscura intriga en el seno del ejército, cuando el soldado al que ha fotografiado llorando muere a manos de uno de los suyos.
Con la pluma directa y brillante de Sierra i Fabra, acompañaremos a este personaje en su lucha por romper la ley del silencio y demostrar que, en la guerra, no todo vale.

No enterradme hasta morir

Y yo, anoche, me vi entrar en ese panteón, conducido dentro de un féretro, rodeado por cánticos y rezos, sin poder decir a nadie que veía sus rostros, oía sus liturgias y sus lamentos, sentía todo cuanto sucedía a mi alrededor, pero estaba muerto. Muerto, sabiendo que no lo estaba. Muerto, sabiendo que mi muerte era sólo aparente. Como la de mi padre. Como la de otros Haversham, quizás.

No Dormiremos

Es octubre de 1918 en el Frente del Oeste. El capellán Joseph Reavley lleva cuatro años en las terribles trincheras de Flandes. Aún así, se siente incapaz de afrontar la visión del cuerpo mutilado de la enfermera Sarah Price. En medio del horror y de la muerte, alguien ha violado y asesinado a la joven. Y para estupor de Joseph, acusan del asesinato a su hermano Matthew, agente de los servicios de inteligencia británicos. Matthew se había desplazado al campo de batalla para citarse con un hombre que asegura conocer la identidad del Pacificador, el siniestro personaje que acabó con la vida de los padres de los hermanos Reavley y que conspira desde los inicios de la guerra para crear un imperio anglo-germánico que deje en jaque al resto de Europa. Los hermanos Reavley harán todo lo posible para encontrar al verdadero asesino. Si Matthew identificara al Pacificador y detuviera sus planes, habría una oportunidad para consolidar la paz. Pero si fallara, la libertad y la independencia podrían ser una utopía para las generaciones venideras.