1–16 di 28 risultati

Por donde van las águilas

«¿Qué tierra es esta nuestra donde un poeta excepcional como Leopoldo Panero ha desaparecido de la memoria no ya de las gentes, sino de la de los propios poetas?». De esta desazón de A. Trapiello, en buena parte justificada, nace la Antología con la que se propone facilitar un conocimiento básico del poeta de Astorga. Es un hecho que, en contraste con el creciente interés de la crítica universitaria, la difusión de su obra se ha limitado al volumen de «Poesía» de las «Obras Completas», que su hijo Juan Luis preparó en 1973 para la desaparecida Editora Nacional. Panero no gozó, por lo demás, de buena prensa. En vida le marcó el marchamo de poeta del Régimen, y, muerto, soportó —y aún soporta— el público proceso inmisericorde a que le sometió su propia familia. Una y otra cosa tienen poco que ver —para ser exactos, nada— con su categoría de escritor. Y ésa es, en verdad, muy alta. Parece que ha llegado la hora de la reivindicación estética de Leopoldo Panero. A ella puede contribuir esta Antología que para muchos supondrá un excitante descubrimiento. Víctor GARCÍA DE LA CONCHA de la Real Academia Española

Poesía latina pastoril, de caza y pesca

Este volumen agrupa poemas de carácter didáctico y/o bucólico a lo largo de cuatro siglos de literatura latina. La «Cinegética» de Gratio —poeta que se puede situar entre las «Geórgicas» de Virgilio y el destierro de Ovidio— trata del arte de la caza en un poema inconcluso, del que buena parte está dedicado a la cría y cuidado de los perros, interrumpiéndose al poco de iniciarse la sección dedicada a los caballos. A Ovidio pertenecen los ciento treinta versos que nos quedan de la «Haliéutica», el único poema que sobre la pesca nos ha transmitido Roma. De la época de Nerón parecen ser las «Bucólicas» de Calpurnio Sículo y las llamadas «Bucólicas einsidlenses», atribuidas por algunos a Lucano; de apreciable carácter panegírico estas últimas, es evidente en cualquier caso la influencia virgiliana. Virgilio y Calpurnio Sículo son, a su vez, modelos de las «Bucólicas» de Nemesiano, poeta que al parecer vivió en la segunda mitad del siglo III, en las que el principio de alternancia en tamaño y tema son uno de los principios conformadores de la obra; del mismo autor son la «Cinegética», con claras evocaciones de Jenofonte, de Virgilio y, sobre todo, de Gratio. En fin, «De la mortandad de los bueyes», de Endelequio, autor que parece haber escrito a fines del siglo IV, es un ejemplo atípico dentro de la literatura pastoril antigua, tanto por abandonar el hexámetro en favor de estrofas formadas por tres asclepiadeos menores y un glicónico cuanto por introducir elementos cristianos. Las «Bucólicas» de Calpurnio Sículo, así como las de Nemesiano, fueron traducidas al castellano en Madrid, 1844, por J. G. González. No consta que haya versiones a nuestra lengua del resto de las obras presentadas en este volumen.

Poemas del manicomio de Mondragón

En estos «Poemas del manicomio de Mondragón», experiencias y vivencias psiquiátricas dan pie a una escritura radical, lúcida, terrible, que a nadie puede dejar indiferente.

Poema del otoño y otros poemas

Volumen XI de la edición de las obras completas de Rubén Darío, realizada por la Editorial Mundo Latino a principios del siglo XX.

Martinica

«Nada será hecho mientras ciertos tabúes no hayan sido levantados, mientras no lleguemos a eliminar de la sangre humana las mortales toxinas que mantienen la creencia —cada vez más indolente— en un más allá, mientras no terminemos con el espíritu de cuerpo absurdamente aferrado a las naciones y a las razas, y con la abyección suprema que se llama el poder del dinero. Nada puede cambiar la certeza de que, desde hace un siglo, ha sido atribución de los poetas agrietar esa armadura que nos ahoga, y es significativo observar que la posteridad sólo atiende a consagrar a aquellos que han ido más lejos en esta tarea».

El testamento de Arkansas

«Fascinante, hipnótico lirismo… se le ha considerado como un hombre del siglo XX con un sentido isabelino del lenguaje»… Chicago Tribune. «Por su maestría en los géneros lírico, épico dramático y narrativo, Walcott me recuerda a Tintoretto»… New York Times Book Review. «Walcott «el marginal» es el poeta supremo del Caribe por haber rechazado fáciles etiquetas que le habrían permitido hacer las paces consigo mismo»… Los Angeles Times Book Review.

La verdad os hará libres

La extraña y brutal muerte del padre de Carolina, la llevará junto al inspector jefe de la policía nacional Nicolás Valdés a una trepidante investigación, en la cual se toparán de cara en medio de una guerra abierta desde hace siglos entre la orden de los caballeros templarios y la iglesia.
Misterio, traición, enigmas y lugares increíbles forman parte del conjunto de esta novela.

Una espía en el reino de Galicia

¿Por qué los gallegos aman las curvas? ¿Qué hacen en mitad de la escalera? ¿Por qué adoran al Santo Octopus? He aquí una etnografía irónica, una subversión de los tópicos. Después de «Galicia, Galicia», Manuel Rivas ofrece en este libro una nueva geografía gallega, metáfora del mundo, que consta de cuatro lugares comunicados por caminos en el tiempo y en el espacio: «Galicia contada a un extraterrestre», amplio informe dirigido a un «alien» llamado Golf Oscar Delta sobre los hemisferios de la Galicia de hoy. «La espía (primera parte)» y «La espía (segunda parte)», informes de las investigaciones de una espía enviada a desentrañar los secretos del país de los gallegos; y «El blog de Rumbar», anotaciones sobre el presente en un cuaderno electrónico. Un ejemplo de periodismo que reivindica el humor, y que con mucha ironía y una pizca de «saudade» apuesta por la rebelión contra el «estado de excepción mental», el dominio del partido conformista y el imperio de lo absurdo. Un libro en el que Galicia se concibe como célula madre, como «matria» y como lugar de encuentro continental y trasatlántico.

Salvo el crepúsculo

«Salvo el crepúsculo», último libro publicado en vida por Cortázar, es una memorable antología personal de poemas del gran escritor argentino. Claro que, tratándose de Cortázar, no puede esperarse una tranquila sucesión de versos escritos en distintas épocas y situaciones. Multifacético, el contenido de este libro se despliega como un collage inagotable. Su autor homenajea a los poetas y a la poesía, avanza y retrocede en el tiempo, deja hablar a esos deliciosos charlatanes de Calac y Polanco, se entrega al tango y al jazz, a la pintura y al amor, a París y a Buenos Aires, a la ingenuidad y a la melancolía. Una colección de gustos, de recuerdos y opiniones exquisitas. El diario implícito e inestimable de un artista extraordinario. Cortázar no llegó a corregir las pruebas de imprenta de esta obra, que se publicó por primera vez en 1984, pocos meses después de su muerte. En esta edición revisada se incorporan por primera vez las correcciones manuscritas que el autor incluyó a última hora en las doscientas ochenta páginas del original, y se subsanan errores heredados en todas las ediciones existentes hasta el momento.

La reina de la lluvia

Kate Carrington aún recuerda su infancia en los recintos de la Misión en Langali, cerca de la frontera con Ruanda, donde su padre era médico. Pero también lo que siguió a la noche de Pascua de 1974, cuando el brutal asesinato de sus progenitores puso fin a la época más feliz de su vida. Quince años después, Kate ha roto todos sus vínculos con África y ha renunciado a esclarecer las incógnitas que rodearon aquellas muertes. Sin embargo, ni siquiera en su nuevo hogar en Australia puede evitar que el pasado vuelva a ella.
Annah Mason llegó a Tanganica en 1962 dispuesta a pisar los escenarios que conoció a través de las cartas de su tía, enfermera como ella, aunque lo que imagina es algo muy distinto a lo que le aguarda. Más allá de Langali, encontrará un África repleta de misterio, una tierra de hechiceros y sanadores, de guerreros, ritos arcanos y supersticiones. Una amistad forjada con lazos más fuertes que los de la sangre. Una tribu noble, la de los waganga. Y un amor prohibido que terminará marcando su destino.
Dos mujeres unidas por una tragedia cargada de misterio, arrastradas a un tiempo que marcó sus vidas y que ninguna de las dos puede dejar atrás.

Ramalho: una mina llamada infierno

Alejandro Gallo adapta al cómic su popular novela “Una mina llamada Infierno”, contando para ello con dibujos del excelente dibujante argentino Julio Cangialosi.
La obra transcurre alrededor de una trama de intriga ubicada en la zona minera de El Bierzo, con el inspector Ramalho da Costa, alias El Trini, como protagonista llegado desde Vallecas a investigar los sucesos. Una historia con mucha fuerza, que refleja con excelente pulso narrativo la vida en la mina y alrededor de ella, a través de un protagonista carismático que con el futuro asegurado en el mundo de la literatura, como demuestra que su segunda novela como protagonista ya esté a punto de salir editada, ahora pide un espacio en el mundo del cómic.

Prosas profanas y otros poemas

Volumen II de la edición de las obras completas de Rubén Darío, realizada por la Editorial Mundo Latino a principios del siglo XX.

Poesía acmeísta rusa

Los acmeístas, del griego «acme», punta, desde 1911 fueron el grupo dominante sobre los simbolistas en la poesía rusa. «El arte es solidez, firmeza», proclamaban, y en sus creaciones triunfa lo pictórico sobre lo musical, imágenes claramente delineadas reemplazan a las sugerencias y a las alusiones, las palabras son medidas y contadas, los géneros se reestablecen. Tuvieron dos pasiones: la aventura de la vida y la perfección formal en la poesía. El pensamiento es movimiento, por lo que los poetas deben usar verbos más que adjetivos.

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas by Laura Norton
Si estás leyendo estas líneas  es que te ha llamado la atención el título.

**¿Te gustaría decírselo a alguien?**
**¿Serías capaz de decírtelo a ti mismo?**
Y lo más importante:
**¿Te gustaría mantener durante un buen rato la sonrisa que se te ha quedado en la cara?
**
Pues esta es tu novela.
Te podríamos contar con más o menos gracia de qué va la cosa,  para que te hicieras una idea: que si la protagonista, Sara, es muy  maja, que si tiene un trabajo muy interesante (es plumista, ¿a que nunca lo habías oído?), que si es un pelín obsesiva y alérgica a los sobresaltos…
Por supuesto, la vida se le complica y se encuentra con que  su piso se convierte en una especie de camarote de los  hermanos Marx cuando en la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y  su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que  lleva mucho tiempo sin ver…
**Pero mejor no te lo contamos porque te gustará  leerlo. Lo único que necesitas saber es que, desde  el título, te garantizamos unas cuantas horas de  descacharrante diversión como hacía tiempo que no disfrutabas.**

Nana

**En *****Nana*****, Palahniuk ha afinado al máximo su oído para crear una parábola tan importante como disparatada.**
A Carl Streator le han encargado una serie de artículos sobre la muerte súbita infantil, algo que le resulta familiar pues él mismo perdió a su hijo en circunstancias extrañas. Tan extrañas como que en todas las casas donde ha muerto un bebé hay un ejemplar de una antología de poemas africanos que contiene una nana letal. El periodista, una agente inmobiliaria, su secretaria y el novio de esta emprenderán un hilarante viaje a la caza de todos los ejemplares del libro, incluido el que ahora usted sostiene en sus manos…
La crítica ha dicho…
«Corra a comprar libros de Palahniuk. Vaya a la biblioteca del barrio. Pídaselos a un amigo. Róbelos. Pero léalos. Ya está tardando.»
*ABC*
«Como Kurt Vonnegut, Palahniuk hace juegos malabares sobre el nihilismo y el idealismo, con un estilo fluido y divertido. Reformula pautas de comportamiento que finalmente adquieren un tono casi místico.»
*The New York Times*
«Palahniuk es una de las voces más frescas e intrigantes que han aparecido en mucho tiempo. Retoma el sentido del humor de Vonnegut, el mordaz análisis social de DeLillo y el surrealismo de Pynchon para construir un puzzle brillante, brutal y muy personal.»
*New York Newsday*
«Cuando uno lee a Palahniuk capta que algo sucede en Estados Unidos que, cada tanto, en medio de tanta mentira, surge alguien que dice la verdad. Palahniuk, como Denis Johnson, poetizan, casi sin darse cuenta, lo que sucede debajo de las autopistas iluminadas, en esos barrios oscuros, abandonados. Uno entra en sus libros limpio y sale sangrando, hediondo, dañado, vivo.»
Alberto Fuguet
**
### Sinossi
**En *****Nana*****, Palahniuk ha afinado al máximo su oído para crear una parábola tan importante como disparatada.**
A Carl Streator le han encargado una serie de artículos sobre la muerte súbita infantil, algo que le resulta familiar pues él mismo perdió a su hijo en circunstancias extrañas. Tan extrañas como que en todas las casas donde ha muerto un bebé hay un ejemplar de una antología de poemas africanos que contiene una nana letal. El periodista, una agente inmobiliaria, su secretaria y el novio de esta emprenderán un hilarante viaje a la caza de todos los ejemplares del libro, incluido el que ahora usted sostiene en sus manos…
La crítica ha dicho…
«Corra a comprar libros de Palahniuk. Vaya a la biblioteca del barrio. Pídaselos a un amigo. Róbelos. Pero léalos. Ya está tardando.»
*ABC*
«Como Kurt Vonnegut, Palahniuk hace juegos malabares sobre el nihilismo y el idealismo, con un estilo fluido y divertido. Reformula pautas de comportamiento que finalmente adquieren un tono casi místico.»
*The New York Times*
«Palahniuk es una de las voces más frescas e intrigantes que han aparecido en mucho tiempo. Retoma el sentido del humor de Vonnegut, el mordaz análisis social de DeLillo y el surrealismo de Pynchon para construir un puzzle brillante, brutal y muy personal.»
*New York Newsday*
«Cuando uno lee a Palahniuk capta que algo sucede en Estados Unidos que, cada tanto, en medio de tanta mentira, surge alguien que dice la verdad. Palahniuk, como Denis Johnson, poetizan, casi sin darse cuenta, lo que sucede debajo de las autopistas iluminadas, en esos barrios oscuros, abandonados. Uno entra en sus libros limpio y sale sangrando, hediondo, dañado, vivo.»
Alberto Fuguet
### L’autore
**Chuck Palahniuk** nació en el estado de Washington en 1962. Es licenciado en periodismo y ha trabajado en una empresa de fabricación de contenedores, en una cadena de montaje y como mecánico. Escribió su primera novela, *El club de la lucha*, en tres meses; casi tan rápida fue también su conversión en un *bestseller* que, además, terminó siendo adaptada al cine. Actualmente es un autor de gran éxito cuyo nombre aparece muy a menudo en la lista de los más vendidos en Estados Unidos. Otros títulos del autor son *Monstruos invisibles*, *Asfixia*, *Nana*, *Diario. Una novela*, *Error humano*, *Fantasmas*, *Rant. La vida de un asesino*, *Snuff*, *Pigmeo*, *Al desnudo*, *Condenada *y su continuación, *Maldita*. Todas ellas están publicadas por Literatura Random House y Debolsillo.
Vive en la Costa Noroeste de Estados Unidos. Puedes visitarlo en Internet yendo a ChuckPalahniuk.net.

La maldición gitana

Marvin Molar nació con piernas diminutas de renacuajo (no miden más de ocho centímetros). Sus brazos de elefante lo compensan. Cincuenta y seis centímetros de diámetro y tan fuertes que es capaz de mantenerse en equilibrio sobre la punta de un solo dedo. De hecho, se gana la vida con ello. También es sordo; y mudo. Pero lo peor de todo es que sobre él pesa la maldición gitana: ‘¡Que encuentres un coño a tu medida!’. Y el coño que encuentra es el coño de Hester, que en principio es una chica normal. Hester insiste en mudarse al Fireman’s Gym de Al Molarski donde Marvin lleva viviendo desde que le abandonaron siendo un bebé. Marvin se resiste. Al Molarski también. Los dos boxeadores sonados que viven y entrenan en el gimnasio se quedan estupefactos y excitados ante la idea de una nueva inquilina. Pero lo que Hester desea, Hester lo consigue, y así queda listo el escenario para la catástrofe.

Las novelas de Harry Crews siempre han sido elogiadas por su misteriosa y convincente comprensión de los sentimientos humanos que residen en medio de lo demoníaco y lo extraño, en lo que The New York Times Book Review ha llamado ‘un paisaje digno de El Bosco’.

Aquí, su extraordinario talento nos introduce aún más en un terreno de inesperadas posibilidades emocionales, dejándonos finalmente conmovidos, más cautivados que horrorizados, por el cumplimiento atroz e implacable de La maldición gitana.