1–16 di 44 risultati

Tipos singulares y otros relatos

Una sorprendente colección de relatos de Tom Hanks, llenos de lírica e ironía, acompañados por las maravillosas fotografías artísticas de Kevin Twomey.
Un amable inmigrante del este de Europa llega a Nueva York tras ver destruida su vida y su familia a causa de la guerra civil de su país. Un hombre que ama el bowling juega una partida perfecta# y luego otra, y otra, seguidas por muchas más, y termina convertido en la nueva celebridad de un canal de deportes, entonces debe decidir si la fama y la perfección combinadas han arruinado lo que más ama en el mundo.
Un excéntrico millonario y su fiel ayudante se aventuran por Estados Unidos para buscar oportunidades de negocios y se encuentran con un motel de mala muerte, un romance y una pequeña dosis de la vida real.
Estas son algunas de las historias que narra Tom Hanks en su primera recopilación de relatos. Son sorprendentes, inteligentes, reconfortantes, un libro realmente imprescindible para sus millones y millones de admiradores.

Rojo y gris

Luisa Carnés Caballero fue una destacada escritora y periodista perteneciente al grupo de narradores sociales integrantes de la otra generación del 27. Los dos volúmenes de sus «Cuentos completos», recopilados ahora por vez primera, dan a conocer una parte fundamental de su obra, dispersa hasta la fecha en periódicos y revistas españoles y mexicanos. «Rojo y gris», el primero de estos volúmenes, recoge los treinta y cuatro relatos escritos en España hasta 1939. Dueña de una potente prosa, cruda y sin filtros, Carnés repasa en estos cuentos el conflicto armado, la condición infantil, la miseria y las desventuras de los represaliados, la lucha de clases y, de forma singular, la condición de la mujer, castigada por la desigualdad y condenada a una pelea permanente para ocupar su espacio.

Donde brotó el laurel

Luisa Carnés Caballero (Madrid, 1905-Ciudad de México, 1964) fue una destacada escritora y periodista perteneciente al grupo de narradores sociales integrantes de la otra generación del 27. El reconocimiento alcanzado por la calidad literaria de sus primeras novelas –Natacha (1930), Tea Rooms (1934)– no impidió que, junto a otros escritores del exilio republicano de 1939, padeciese un inmerecido olvido al término de la Guerra Civil. Los dos volúmenes de sus Cuentos completos, recopilados ahora por vez primera, dan a conocer una parte fundamental de su obra, dispersa hasta la fecha en periódicos y revistas españoles y mexicanos. Rojo y gris, el primero de estos volúmenes, recoge los treinta y cuatro relatos escritos en España hasta 1939. Dueña de una potente prosa, cruda y sin filtros, Carnés repasa en estos cuentos el conflicto armado, la condición infantil, la miseria y las desventuras de los represaliados, la lucha de clases y, de forma singular, la condición de la mujer, castigada por la desigualdad y condenada a una pelea permanente para ocupar su espacio. La producción cuentística de Carnés, ahora recuperada, la convierte en uno de los narradores más importantes de la literatura española del siglo XX, a la altura de sus coetáneos ya reconocidos, como Max Aub.

Ponqué y otros cuentos

Dijo que había visto la puerta de un apartamento abierta y había entrado pensando que encontraría a alguien. Según había oído, en el primer piso de aquel edificio funcionaba una granja con patos, gallinas y de todo. Después de echar una mirada, se dio cuenta de que no estaba en la granja que buscaba sino solo en un corral de ovejas. Luego descubrió que se había quedado encerrada.

Novelas ejemplares de Cíbola

En «Novelas ejemplares de Cíbola», fruto de su experiencia americana, Sender nos ofrece una serie de narraciones cortas escritas siguiendo el estilo de las historias entrelazadas. Amenidad y calidad literaria, la nota erudita y la observación intuitiva van a la par en este conjunto de ambientes y personajes americanos de Cíbola. Se ha dicho que Sender se propone en cada novela una visión del mundo, mezclando los procedimientos y hasta los trámites del género, pero produciendo siempre esa sensación de riqueza indagadora. Es, en definitiva, original y renovador en cualquier género que se manifieste.

El doctor Marigold

El libro contiene dos relatos: El doctor Marigold (Doctor Marigold’s Prescriptions, 1865) El indolente viaje de dos principiantes perezosos (The Lazy Tour of Two Idle Apprentices, 1857)

El corazón de una historia quebrada

Relato publicado en septiembre de 1941 en «Esquire magazine» y traducido por Javier Marías para «Poesía» n.º 29, otoño-invierno de 1987.

Doctor Marigold

El narrador y protagonista de este relato, llamado Doctor en homenaje al médico que le ayudó a nacer, se gana la vida como vendedor ambulante. Hijo de buhoneros y sumamente orgulloso de su oficio, Doctor Marigold nos relata los sucesos más importantes de su vida, entre los que destaca especialmente su encuentro con Sophy, una niña sordomuda a la que adopta y para cuya educación tendrá que hacer uso de todo su ingenio. Además del indudable valor literario que posee el relato por sí mismo, resulta interesante también por lo que su protagonista tiene de reflejo del propio autor. Tal como señala Peter Ackroyd en su biografía del escritor inglés, «lo más sorprendente es que Dickens dejara entrever tanto de sí mismo en el personaje de aquel mercachifle, como si, en aquel preciso momento de su vida, se sintiera más cerca de aquel buhonero que de nadie».

Diálogo entre un sacerdote y un moribundo

Esta obra fue escrita en 1782 y no es hasta el año 1926 que se publica. Trata sobre la hipocresía, la moral y las buenas costumbres, y en la misma dicho Marqués se declara ateo. Es un tenso diálogo entre un sacerdote que le pide a un moribundo que se arrepienta de sus pecados. El moribundo débil y agonizante se niega a arrepentirse y a olvidarse de aquello que para él son recuerdos de su vida y su andar por el mundo. El sacerdote trataba de hacerlo recapacitar y que entiendera que sólo dejando entrar a Dios en su corazón podría ser absuelto y perdonado.

Antología Palatina I

Entre los autores españoles, la huella de la «Antología Palatina» se deja sentir, entre otros, en Garcilaso de la Vega, Fray Luis de León, Lope de Vega y Quevedo. Desde época helenística y durante toda la Antigüedad, el epigrama fue muy cultivado como género poético refinado y erudito. Pronto se hicieron antologías y recopilaciones de los poetas que lo utilizaron. Dos de las más importantes, la «Guirnalda» compilada por Meleagro en los primeros años del siglo I a. C. y la «Guirnalda» de Filipo de Tesalónica, compilada hacia el 40 d. C., junto con otros textos y a través de diversas colecciones, han llegado hasta nosotros gracias a la «Antología Palatina», obra de un compilador anónimo del siglo X y así llamada por el manuscrito que la contiene, encontrado en Heidelberg, capital del Palatinado. La «Guirnalda» de Meleagro, junto con otros epigramas helenísticos, forma el primer volumen de la «Antología Palatina» en esta colección. En conjunto advertimos la enorme riqueza de esta modalidad: poemas de amor, de nostalgias, sepulcrales o eruditos, de maldición o de lamento; hay epitafios, dedicatorias, loas a poetas y a artistas, a la naturaleza… Poesía de una gran fuerza literaria, el epigrama ejerció una gran influencia en toda la literatura posterior.

Sibyl Vane

Conmovedor encuentro entre la protagonista y Sibyl Vane de El retrato de Dorian Gray.

Qué escondes en la mano

Una persona es la mujer o el hombre en quien se ha convertido y también todo aquello que no se atreve a ser. Estos relatos hablan de la identidad y acerca de lo que ocultamos a los demás y a nosotros mismos: ¿quiénes somos y en qué podríamos convertirnos si algún suceso inesperado nos obligase a cambiar? En un juego literario, éstos también son los cuentos que el protagonista de la novela de Benjamín Prado, «Ajuste de cuentas», trata de escribir y no puede: una buena idea siempre merece una segunda oportunidad.

Papeles de Recienvenido

En «Papeles de Recienvenido», Macedonio Fernández entrelaza metafísica, humor, teoría y novela. Desde la organización misma del libro cartas, salutaciones, discursos, capítulos sin continuidad donde el entrometimiento de lo insólito fracciona el discurso y la sucesión temporal, hasta convertir las ideas en objetos concretos construyendo un universo sin elementos sacados de la vida real. Para ello expone un proyecto literario que se aleje de todo aquello que implique descripción o imitación de las tramas cotidianas de la vida. Para lograr la perpetuidad de la obra de arte, Macedonio Fernández propone despojarse de los preceptos tradicionales de la literatura realista, como la coherencia en el lenguaje, desestabilizando el procedimiento artístico y la estabilidad intelectual.

Las noches blancas. El jugador. Un ladrón honrado

Relato publicado en 1848. Su acción se desarrolla a lo largo de cuatro noches y una mañana, durante un asombroso fenómeno que suele aparecer en ciudades como San Petersburgo en el solsticio de verano, época en la cual amanece temprano y el sol tarda más en ocultarse. Con esa circunstancia como inspiración, Dostoievski elaboró una historia de perfil sentimental protagonizada por un solitario joven que, con frecuencia, imagina cómo será su vejez. Este personaje al que los lectores pueden conocer gracias a las descripciones de un narrador sin nombre, solía dar largos paseos por las calles de San Petersburgo. En ese ámbito, este muchacho que nunca había entablado una conversación con alguien del sexo opuesto conoce, en una oportunidad, a Nastenka, una adolescente que consigue cautivarlo. Entre ambos pronto surge un vínculo que los lleva a hablar de sus vidas y genera en el joven soñador una gran admiración que lo lleva a descubrirse como un hombre enamorado de forma platónica, pese a tener en claro que su flamante amiga está a la espera del hombre a quien ama, quien, tras rechazarle la propuesta de casamiento y permanecer ausente durante un año por motivos laborales, ha prometido regresar e ir a su encuentro.

Muy lejos de casa

Muy lejos de casa es un verdadero acontecimiento literario: la primera novela que Paul Bowles publica desde 1966, y, en cierto modo, la concisa y supremamente depurada quintaesencia de su arte narrativo. Según es habitual en el autor, el conflicto dramático nace aquí de la confrontación entre dos civilizaciones, esta vez en el contexto ecuatorial del Africa negra de habla francesa. Sin embargo, pese a que el espoletazo que desencadena el conflicto es el viaje de una norteamericana, no asistimos meramente al careo de su mundo con la cultura indígena, sino también con el mundo de los occidentales, franceses o norteamericanos, radicados en suelo africano y en cierta medida incorporados a aquella cultura. Más generalmente, se nos depara incluso una sutilísima fábula moral sobre las relaciones entre deseo y acción y una ambigua y rica reflexión acerca de las fronteras entre lo real, lo fantástico y lo soñado, de suerte que la obra puede ser leída como un texto enteramente realista o como un texto que en ciertas zonas se abre a una turbadora dimensión onírica y mágica. Como siempre en Bowles, empero, domina, al cabo, la dimensión ética y el poderoso rigor de un estilo, vertido al español por Rodrigo Rey Rosa, discípulo de Bowles y destacado escritor a su vez, que triunfa por su deslumbrante y precisa economía expresiva.

Mil cretinos

Siempre que le preguntan, Quim Monzó explica que Mil cretinos es su libro más alegre, pero no es verdad. Hay –eso sí– humor: un humor negro que tiñe los diecinueve relatos de este libro, pero ¿alegría? Quizá confort, porque resulta alegremente reconfortante pasar cuentas con el dolor, con la vejez, con la muerte, con el amor y con el desamor, con las rencillas cotidianas, con el vacío del paisaje. En Mil cretinos Monzó observa, divirtiéndose, el apasionante equilibrio entre la dicha y la desdicha: el hervor de la tristeza bajo un cielo tan azul que resplandece de felicidad.