El castillo

La centralidad de Franz Kafka en el canon literario del siglo xx y la alargadísima sombra que proyecta en la posteridad tienen muchas explicaciones. Quizá él mejor que nadie supo diagnosticar los traumas de la época que le toco vivir y se atrevio a lanzar una mirada a los horrores por venir. Sus visiones alienadas, paranoicas y pesadillescas, sus infernales laberintos burocráticos (y su sinsentido racional) daban forma a una nueva clase de soledad y de indefension, inequívocamente modernas. El desamparo metafísico, la anulacion del individuo bajo el peso del Estado, paralizado en una maraña de leyes y designios opacos, incomprensibles, en las redes de un poder anonimo, difuso y siempre omnipresente, irrebasable… todo ello expresaba a la perfeccion no solo el sombrío advenimiento de las sociedades totalitarias, sino el carácter esencial de nuestro tiempo. En este sentido, El castillo no puede dejar de ser una novela completamente kafkiana, absorbente y desconcertante: un mal sueño sublime.El castillo relata la historia del agrimensor K, que acude a la llamada de un pueblo adscrito a un castillo para que realice trabajos profesionales. Para ello, abandona su patria, su trabajo y su familia. Pero cuando llega allí le hacen saber que no hace ninguna falta, se siente marginado por la comunidad desde el primer momento y comienza una lucha a ciegas para conseguir una entrevista con la administracion, pero encontrará que se le cierran todas las puertas.Las hermosas y sofocantes ilustraciones de Luis Scafati ahondan en la atmosfera sordida y onírica de la obra y le sientan como un guante al universo asfixiante y turbador de Kafka.

(source: Bol.com)

Only registered users can download this free product.

Recensioni

Ancora non ci sono recensioni.

Recensisci per primo “El castillo”